Miércoles, 20 de Octubre de 2021 5:37 a.m.

Redes Sociales

Inversión de Japón en El Bajío supera los 5 mil millones de dólares

Compartir:

Por Rubén Vela Corresponsal Los Ángeles, California, enero 20.- Durante la década de los noventa los estados del norte de México vivieron un impresionante boom de inversiones encabezados por Baja California, entidad que llegó a tener los mejores indicadores económicos del país. Y así como lo fue el norte, hoy las luces internacionales se posan en las entidades de El Bajío. Es ahí donde Japón construyó su nuevo imperio manufacturero, uno parecido al que mantuvo en Baja California, pero ahora, con los nuevos avances tecnológicos y con modelos de negocios nuevos, es llevado a niveles nunca vistos. Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, San Luis Potosí y Jalisco suman más de cinco mil 400 millones de dólares en inversiones, el 60 por ciento de la cifra en los últimos cinco años dejando con mil 654 millones de dólares a las entidades de la frontera norte y donde Baja California, que fue el líder nacional ahora solamente suma poco más de 408 millones de dólares. Así, El Bajío se ha convertido en la región favorita de la inversión japonesa, pues la tercera parte de las compañías niponas han elegido establecerse en los estados de Guanajuato, Aguascalientes, Jalisco, Querétaro y San Luis Potosí. De acuerdo con un estudio de KPMG México, algunas de las razones de este boom de empresas japonesas en la zona son la proximidad de los puertos marítimos mexicanos, la facilidad de transportación ferroviaria y carretera, la concentración de la población económicamente activa, simplicidades y ventajas de inversión, facilidades fiscales y un clima relativamente “bajo” de violencia. Por otro lado, un documento del Gabinete de Innovación Europa al referirse a las ventajas que se han encontrado inicia señalando la “excelente ubicación geográfica” en medio del triángulo que forman las tres ciudades más importantes del país en términos económicos: Monterrey, D.F. y Guadalajara. Agrega que la zona está inserta en una de las rutas más importantes del comercio mundial conectándose a Asia, Estados Unidos y el resto de América. Tiene cercanía con el Puerto de Lázaro Cárdenas que se conecta a la red ferroviaria que incluye contratos con la Kansas City Southern que va a Estados Unidos, con lo que se alivia el problema que se tiene con Long Beach que es principal puerto de abastecimiento de Asia para Estados Unidos y San Francisco, pero está saturado por lo que Lázaro Cárdenas, es la opción en una ruta que además tienen ahorros importantes en tiempo y costos. Agrega que el puerto michoacano tiene capacidad para manejar hasta 2 millones de TEUs al año, por lo que hay un margen amplio. Asimismo, la línea del Kansas enlaza en Celaya con otras arterias ferroviarias importantes, que se suma a las importantes obras de infraestructura que se están realizando. Por otra parte, Guanajuato posee el puerto interior más importante de México soportado por aduana, plataforma intermodal, zona franca, parque industrial y mueve ya el 30% de la carga del país. Y lo más importante, El Bajío ya es la región líder en el sector aeroespacial que se concentra principalmente en Querétaro donde están entre otros: Bombardier, Aernnova,GE Aeronáutica, Honeywell y Cessna, mientras que Guanajuato y San Luis Potosí concentran buena parte del sector automotriz. Finalmente, El Bajío reforzó sectores como le turístico, ubicándose como el tercer destino más importante del país después de Cancún-Riviera Maya y el Distrito Federal, mientras que su industria tradicional como el caso del zapato en Guanajuato, continúa jugando un papel importante, es decir amplió el abanico de sectores estratégicos. De igual forma, el efecto del sector automotriz ha alcanzado también al Aeropuerto Internacional del Bajío que ha fortalecido su conectividad ubicándose entre las diez más importantes del país en movimiento internacional con empresas norteamericanas como Delta y American Airlines que han aumentado su capacidad de asientos. American Airlines, por ejemplo, oferta mil 792 asientos semanales en la ruta Bajío-Dallas Fort Worth para conectar desde este Centro de Distribución de Tráfico Aéreo (HUB) a los pasajeros a Asia. La aerolínea triplicó su capacidad en el destino con la incorporación de un avión Airbus 319 con 128 asientos. Delta Airlines se metió al mercado con dos vuelos diarios entre el Bajío y su HUB de Atlanta y Los Ángeles, además de otras salidas hacia Chicago, independientemente de las múltiples salidas nacionales.