Lunes, 17 de Diciembre de 2018 3:37 a.m.

Redes Sociales

Gobierno de B.C. no comprobó más de 300 millones de pesos del ISSSTECALI: ASF

Compartir:

Por Oscar Tafoya @oscartafoya Después de que el Senado de la República aprobará que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) le pidiera cuentas a Kiko Vega por el malgasto de recursos públicos, entre lo que tendrá que aclarar son los más de 304 millones de pesos ya que no comprobó las transferencias para el pago de empleados en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores de Gobierno y Municipios del Estado de Baja California (ISSSTECALI). Recordemos que el martes se exhortó a la ASF para que inicie el procedimiento de resarcimiento de daños en los que incurrió el gobierno del Estado de Baja California durante las cuentas públicas del 2016, por lo que tendrá que explicar los resultados de “La Evaluación del Control Interno de la auditoría número 541-DS-GF denominada “Recursos del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas”. De acuerdo con el oficio, el órgano de fiscalización señala que Kiko, a través de la Secretaría de Planeación y Finanzas (SPF) “registró en el capítulo 4000 Transferencias, Apoyos, Ayudas y Subsidios recursos correspondientes a transferencias realizadas al ISSSTECALI, para el pago de una percepción otorgada a los empleados denominada “Beneficio de Seguridad Social” por 304,187.0 miles de pesos; sin embargo, no presentó la documentación comprobatoria que acredite el pago del beneficio, ni la autorización correspondiente”, puntualiza. Por lo que en el pliego de observaciones 16-A-02000-02-0535-06-001 se indica que: “se presume un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública por un monto de 304,187,005.20 pesos (trescientos cuatro millones ciento ochenta y siete mil cinco pesos 20/100 M.N.), más los rendimientos generados hasta su entrega a la cuenta de Participaciones Federales por no presentar documentación comprobatoria original y justificativa que acredite las transferencias al ISSSTECALI para el pago de la percepción de los empleados denominada "Beneficio de Seguridad Social". Por lo que la ASF concluyó que en el ejercicio de los recursos, la entidad fiscalizada (Kiko), incurrió en inobservancia de la normativa, principalmente en materia de Registros contables y Servicios Personales”, confirmando como se hace la uso de los recurso de nómina en Baja California. Asimismo, ratifica el órgano de fiscalización que los daños corresponden a la falta de documentación comprobatoria y justificativa de la percepción denominada “Beneficio de Seguridad Social” y pagos a servidores públicos que no cuentan con documentación que acredita el perfil requerido para cubrir la plaza bajo la cual cobraron durante el ejercicio 2016, es decir, empleos fantasma. En ese año, los recursos federales asignados durante el ejercicio fiscal 2016 al Estado de Baja California, provenientes de las Participaciones ascendieron a 19 mil 777.6 millones de pesos, de los cuales, al Gobierno, le correspondieron recursos líquidos por 15 mil 986.1 millones de pesos para para ser administrados y ejercidos de forma directa. La ASF finaliza diciendo que dicha cantidad se determinó como universo auditable para la presente auditoría, de la que se seleccionó una muestra por 9 mil 596.2 millones de pesos que representó el 60.0%. A pesar de la contundencia de la información de la ASF, la tarde de ayer salió Francisco Rueda, empleado en la Secretaría General de Gobierno, a decir que no había pruebas de la malversación de fondos y que se estaban solventado las observaciones, sin embargo, al mes de octubre del presente año, subsisten irregularidades en total por arriba de los 2 mil 300 millones de pesos (http://monitoreconomico.org/noticias/2018/nov/09/detecta-asf-malos-manejos-de-kiko-por-2310-millones-de-pesos/#detalle). NOTA: Recordamos que toda la información está debidamente documentada y Monitor Económico cuenta con copias de las auditorías. Como siempre reiteramos que si necesita el documento lo solicité a través de nuestras redes sociales Facebook y Twitter.