Lunes, 21 de Octubre de 2019 4:05 p.m.

Redes Sociales

Competitive Intelligence Unit: Acceso y Usos de la Banda Ancha Móvil

Compartir:

Por Daniel Cabrera La Banda Ancha Móvil (BAM) se ha convertido en una de las tecnologías más importantes para los usuarios. La posibilidad de comunicar y transmitir datos a alta velocidad en dispositivos móviles ha impactado las dinámicas de uso entre la población y las ofertas de los operadores por igual. El valor de la BAM es equivalente a la magnitud del volumen de usuarios y tráfico de datos, tal que en la actualidad el nivel de personas que han adoptado esta tecnología, ha sobrepasado su utilización año con año. El acceso a la BAM asciende a 86.6 millones de suscripciones al cierre de 2018, un incremento de 6.8%, con respecto a 2017 y un adopción de 7 de cada 10 líneas móviles. Lo anterior evidencia su creciente importancia en nuestras vidas, a partir del acceso a servicios como la mensajería instantánea, redes sociales, contenido audiovisual, búsquedas, entre otros. La proliferación en el uso de BAM es resultado, principalmente, de la creciente adopción de dispositivos móviles que posibilitan el consumo de la abrumadora oferta y valor agregado de servicios, aplicaciones y contenidos móviles, así como derivan de la oferta de servicios móviles de los operadores. Los smartphones y tabletas con capacidad de acceso a la BAM se consolidan como los principales medios de consumo de esta miríada de posibilidades. Usos de BAM El acceso a BAM habilita una baraja de oportunidades que, por vía de medios tradicionales, sería imposible aprovecharlos de la manera en la que lo hacemos actualmente. En particular, destaca el aprovechamiento de servicios de mensajería (89% del total de usuarios), redes sociales (78%) y búsquedas (51%) como los principales usos que los consumidores hacen de la BAM. Ello es muestra clara de que la comunicación y acceso a la información ubicua constituyen los principales factores de adopción y utilización de la BAM. Asimismo, con las crecientes capacidades de la BAM, la visualización de videos (30%) y acceso a noticias (24%) se han consolidado como sus principales usos. Por su parte, en el ámbito académico (16%) y profesional (20%) el aprovechamiento de la BAM registra una trayectoria al alza. En tanto, el uso de GPS (13%), llamadas (4%), juegos (3%), descarga de apps (3%), entre otros (1%); aunque con variaciones mínimas, se han mantenido en los mismos niveles de uso y en algunos casos, en ascenso. Finalmente, destaca el crecimiento del uso con fines laborales (20%), académicos (16%) y compra-venta de bienes y servicios o e-commerce (4%) como reflejo inequívoco de que el flujo y acceso a la información y a herramientas de comunicación son los principales catalizadores del crecimiento en el consumo de BAM. Así también, el lanzamiento de ofertas de internet fijo inalámbrico y su consolidación en el mercado las han tornado como vías indispensables para un segmento creciente de la población y unidades económicas cada vez mayor. Así, para agentes económicos y autoridades de política pública y regulatoria es imperante la implementación de políticas y estrategias que detonen la adopción de esta tecnología, la creación de contenidos y la transmisión de datos que generen valor agregado al uso de BAM. Puesto que el poder de las telecomunicaciones móviles es el ejercicio potencial a plenitud de derechos como a la información, educación, tiempo libre, entre otros.