Martes, 22 de Octubre de 2019 8:57 a.m.

Redes Sociales

Impagos de Kiko con el magisterio lejos de resolverse

Compartir:

Por Alejandro García No se detienen las protestas contra la administración de Kiko Vega y el tema magisterial se encuentra lejos de resolverse. Así se lo hicieron ver al secretario general de gobierno, Francisco Rueda, maestros pertenecientes al Grupo Gestor Águila, ala disidente de la sección 37 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), durante la protesta del martes por este sector del magisterio. La mañana del martes se presentó en edificio del Poder Ejecutivo de Centro Cívico, en Mexicali, un grupo de maestros en espera de su jubilación, que por ley les corresponde pero que no han podido acceder a dicha prestación debido a la falta de recursos económicos de ISSSTECALI. La exigencia era que fueran atendidos por autoridades estatales y fuera explicado porque no se cumplió con el acuerdo del año pasado para jubilar a 600 maestros. El coordinador del Grupo Gestor Águila, Javier Gutiérrez Piceno, explicó que el año pasado se firmó un acuerdo entre el gobierno del estado y el SNTE para que en 2018 y 2019 se finiquitaran, cada año, 600 jubilaciones con un estimado de 500 mil pesos para cada docente. Sin embargo, el año pasado solo se dio su liquidación a 300 trabajadores de la educación y en los primeros dos meses de este no se ha liquidado a ninguno. El maestro explicó que se destinó una bolsa de 334 millones de pesos para los 600 finiquitos, pero como ha ocurrido en otras ocasiones no se sabe que sucedió con dicho recurso. Agregó que el año pasado se creó una propuesta de solución en la que el presupuesto para nómina destinado a la Secretaria de Educación del estado se trasfiera a la nómina de ISSSTECALI, con lo que se solucionaría el problema de atraso en las liquidaciones. “¿Qué fue lo que paso? Que cuando llego ese acuerdo al Ejecutivo dijeron que ‘tu dirigente, María Luisa Gutiérrez Santoyo, no quiere que se jubilen todos’ en razón de que ya finiquitados y jubilados ya no tengo por fuerza aportar cuotas al sindicato” explicó Gutiérrez Piceno, quien acusó que éstas aportaciones representan más de 2 millones de pesos mensuales.