Martes, 19 de Marzo de 2019 2:14 p.m.

Redes Sociales

Aprobaron diputados creación de Guardia Nacional; pasa a los congresos locales

Compartir:

Ciudad de México, febrero 28.- La Cámara de Diputados aprobó con 463 votos a favor y uno en contra el proyecto de decreto que crea la Guardia Nacional, devuelto por el Senado de la República para los efectos de la fracción e) del artículo 72 de la Carta Magna y lo remitió a los congresos estatales para sus efectos constitucionales. El documento reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de los artículos 10, 16, 21, 31, 35, 36, 73, 76,78 y 89 de la Constitución Política. Al fundamentar el dictamen, la diputada Miroslava Carrillo Martínez (Morena), presidenta de la Comisión de Puntos Constitucionales, dijo que la Guardia Nacional será de carácter civil, tendrá su propia estructura orgánica y organizacional, y una ley que homologue en lo conducente las disposiciones de las fuerzas armadas. Puntualizó que la reforma da sustento a las fuerzas armadas y garantiza el pleno respeto a los derechos humanos, para que instituciones, organizaciones y activistas tengan la garantía de que no se tolerará ninguna violación a las libertades. Agregó que México contará con instituciones de seguridad pública compuestas por policías de los tres órdenes de gobierno y una Guardia Nacional de naturaleza civil, disciplinada y profesional. Asimismo, se creará el Sistema Nacional de Información en Seguridad Pública, a fin de asegurar la disponibilidad de la información, operatividad institucional de seguridad y facilitar la planeación; se fortalecerá a instituciones policiales estatales y municipales, debido a que contarán con 180 días a partir de la publicación del decreto para presentar un diagnóstico y programa de fortalecimiento ante el Consejo Nacional de Seguridad Pública. Indicó que para implantar el programa de fortalecimiento policial se tomarán previsiones en el Presupuesto de Egresos de la Federación y de los estados, y se presentará anualmente la evolución de los avances. Otros factores que la constituirán son: la adecuación de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública; la creación de la Ley Nacional sobre Uso de la Fuerza, para establecer las bases conceptuales y de clasificación de armas; sujetos obligados, principios, mecanismos de adiestramiento, así como niveles para servidores públicos y reglas de actuación, portación y uso, y la creación de la Ley del Registro Nacional de Detenciones, de carácter procesal penal. Detalló que el Presidente de la República designará al titular del órgano del mando superior de la Guardia y a los integrantes de la instancia de coordinación operativa interinstitucional por representantes de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Secretaría de Marina y de la Secretaría de la Defensa Nacional. Afirmó que es un tema polémico en la historia contemporánea porque tiene que ver con el papel que tiene la policía civil, la Marina y el Ejército mexicano en este momento de transición política. “Hoy es un día histórico para la Cámara de Diputados en materia de seguridad pública, porque con este dictamen se inauguró una nueva forma de legislar y dialogar”. Responde a la crisis de inseguridad que se vive, ya que los poderes del Estado no deben permanecer pasivos ante una emergencia de tal magnitud. “Sería una irresponsabilidad, sería condenar a nuestra sociedad a la incertidumbre y desesperación”. El camino fue de un intenso proceso de discusión y diálogo plural, incluyente y democrático, que puso al Poder Legislativo ante el reto y la exigencia de un acuerdo satisfactorio de grandes dimensiones, no sólo entre los legisladores, sino también con la diversidad de voces y sectores de la sociedad mexicana, añadió. “Se escucharon voces de presidentes municipales, gobernadores, secretarios de la Defensa, de la Marina, de Seguridad Pública, procuración de Justicia, de constitucionalistas, académicos, asociaciones civiles y organismos nacionales e internacionales de protección y defensa de los derechos humanos”. Pidió el aval de los legisladores porque la reforma contribuirá a construir la paz y la seguridad, y tener un modelo de seguridad pública basado en una función del Estado que salvaguarde la vida, libertades, integridad y patrimonio de las personas. “Me dirijo a las víctimas de los delitos para decirles que las y los diputados estamos comprometidos con la construcción de la paz y la seguridad, que la legislatura con responsabilidad en pluralidad y de cara a la sociedad no es omisa ante la crisis que vive el país”. En los posicionamientos, el coordinador de Morena, diputado Mario Delgado Carrillo, expresó que hoy, “hay muy malas noticias para la delincuencia. Ante las amenazas de desintegración del tejido social en muchas regiones del país hay una respuesta unánime del Congreso mexicano para darle al Ejecutivo nuevos instrumentos para detenerlos. Estamos por iniciar la construcción de la paz y ponerle punto final a la estrategia fallida de la guerra”. Dijo estar listo para trabajar en las reformas a la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, a través del parlamento abierto; de la ley general que reconozca el uso de la fuerza y la labor de las fuerzas armadas. “Hoy, después de 12 años de actuación al margen de la Constitución, se les dará el marco legal adecuado para que sigan auxiliando en un periodo de cinco años, en las labores de seguridad pública. Es un reconocimiento que el poder político les debía”. Aseguró que la Guardia Nacional no será suficiente para pacificar al país. “Nunca ha sido la única estrategia, falta fortalecer las policías estatales y municipales”. También, dijo, será fundamental seguir fortaleciendo la Fiscalía General de la República. Por el PAN, su coordinador, diputado Juan Carlos Romero Hicks, puntualizó que esta minuta establece un mando civil, actuación temporal de las fuerzas armadas, controles institucionales con actuación del Congreso, fortalecimiento de las diversas policías, un espíritu más federalista, así como un mínimo de leyes secundarias (del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de la Guardia Nacional, Nacional del Uso de la Fuerza y Nacional de Registro de Detenciones). Lamentó que no se haya modificado el término para llamarle Guardia Civil y no Guardia Nacional, y no hubiere confusión; sin embargo, dijo, la tarea legislativa no termina aquí, hay que fortalecer los fondos públicos y sobre todo la construcción de las leyes secundarias. “El país no quiere violencia, inseguridad, corrupción ni impunidad. Necesitamos construir y entender que la pluralidad es una divisa y no un mal tolerado”.