Jueves, 17 de Enero de 2019 3:33 p.m.

Redes Sociales

Se aferra Kiko en empeñar a B.C. para apoyar la desalinizadora

Compartir:

Por Oscar Tafoya @oscartafoya Kiko Vega continúa aferrado en empeñar a Baja California para sacar adelante la desalinizadora de Rosarito, ya que de acuerdo con Rick McTaggart, director ejecutivo de Consolidated Water, el gobierno del Estado se comprometió a aprobarle la línea de crédito que necesita en los próximos meses. A través de un comunicado, McTaggart recordó que el 31 de diciembre de 2018 se venció la autorización del Congreso para la ejecución del contrato de crédito para garantizar las obligaciones de pago de las entidades públicas en virtud del contrato del Proyecto a cargo de su filial en Baja California, Aguas de Rosarito. Cabe recordar que Kiko buscaba a través de aumentos en las tarifas de agua y en la sobretasa del impuesto sobre remuneraciones, recaudar más dinero para poder cumplir con la renovación de las garantías para la empresa Consolidated Water, sin embargo, luego de que documentaran las presiones de Vega y que la gente hiciera presión en el Congreso, el tema se frustró. Regresando con Rick McTaggart, dijo: "aunque el Estado no pudo finalizar su línea de crédito antes de la fecha de vencimiento del Decreto # 57, apreciamos la complejidad y la cantidad de tiempo que implica la negociación de una línea de crédito de esta importancia, y nos alienta por los comentarios que hemos recibido de las autoridades estatales, quienes nos comunicaron que continúan apoyando completamente el Proyecto y que buscan obtener otra enmienda al Decreto # 57, y finalizar la línea de crédito en los próximos meses". El ejecutivo continúa: "nosotros y nuestros socios creemos que el Proyecto es la única solución viable actualmente disponible para atender las crecientes necesidades de agua de la región de Baja California y confiamos en que las autoridades estatales reconocen de manera similar la gran necesidad del Proyecto", concluyó McTaggart. Por lo tanto, la compañía comentó que ella junto con sus socios en el proyecto, Greenfield SPV VII, una filial de una firma líder de gestión de activos de Estados Unidos, y SUEZ, un líder mundial en tratamiento de agua, han extendido el plazo para el cumplimiento de las condiciones del acuerdo de suscripción de acciones de febrero de 2018 a 30 de junio de 2019. Por otra parte, la transnacional dejo un resumen de cómo se gestó la garantía de la línea de crédito desde el 2016: En 2016, el Congreso del Estado de Baja California, México aprobó el Decreto # 57 que, entre otras cosas, ratificó y autorizó las obligaciones de pago de las entidades públicas correspondientes en virtud del contrato para el Proyecto, y autorizó la Entidades públicas correspondientes para obtener un contrato de crédito para garantizar sus obligaciones de pago. Durante el 2017, luego de consultas entre representantes del Estado y el Gobierno Federal de México, se determinó que ciertas enmiendas al Decreto # 57 debían cumplir con los cambios recientes a la Ley Federal de Disciplina Financiera para Entidades Federativas y Municipios. En ese sentido, las enmiendas se incluyeron en el Decreto # 168, que fue aprobado por el Congreso del Estado en diciembre de 2017. De tal forma, como había anticipado Monitor Económico a través de los reportes financieros de la compañía, Kiko tenía de plazo el 31 de diciembre de 2018 para renovar el endeudamiento, situación que no sucedió debido a la presión social. Ahora, nuevamente, la ciudadanía deberá estar más pendiente de lo que los diputados locales quieran subir al Pleno.