Viernes, 7 de Agosto de 2020 2:56 a.m.

Redes Sociales

Cuando Constellation se cubrió con el Estado y exhibió que no tenía permisos federales

Compartir:

Por Luis Levar La cervecera norteamericana Constellation Brands aceptó ayer (17 mayo de 2018) tácitamente que la CONAGUA está cierta en sus aseveraciones acerca de que no ha realizado ningún trámite a nivel federal para la instalación de su planta en Mexicali, tal como lo señalan las leyes mexicanas. A continuación dejamos la nota completa publicad en mayo del año pasado: En el comunicado la cervecera indica lo siguiente: En relación a la solicitud de información por parte del INAI a CONAGUA sobre el proyecto de construcción de la planta cervecera de Constellation Brands, me permito enviar la siguiente información: Constellation Brands es una compañía comprometida con México y su gente, cotiza en la bolsa de Nueva York, por lo que nuestras operaciones, sin importar si son grandes o pequeñas, o el país donde se realizan cumplen con rigurosos estándares internacionales, así como las leyes y los reglamentos nacionales e internacionales aplicables. La actividad que desempeñamos en México no es la excepción y es regida por nuestro Código de Ética, el cual nos exige el cumplimiento y la transparencia de todas nuestras obligaciones y compromisos. Nuestra operación en Mexicali cumple con absolutamente todos los permisos y licencias requeridas para la fase actual en la que se encuentra este proyecto. Para la operación de la cervecería en Mexicali, será CESPM, el operador de agua de la ciudad, quien provea los requerimientos hídricos de 1.75 millones de m3 para producir 5 millones de hectolitros anuales. Seremos un usuario más del organismo operador de la ciudad y pagaremos la misma tarifa industrial por el servicio. CBI entregará a CESPM sus títulos de derechos de agua adquiridos en la compra de los terrenos para la construcción de la Cervecería y títulos adicionales, que son equivalentes a la capacidad de suministro de los 100 litros por segundo que el organismo operador abastecerá a través de la red de Santa Cecilia. Los 1.75 millones de metros cúbicos anuales representan el 1.8% del total de agua disponible de la CESPM. Es decir, la operación de Constellation Brands no tendrá una afectación en el uso de recursos hídricos disponibles para la ciudad de Mexicali, concluye. ES ASUNTO FEDERAL Sin embargo, el Dictamen del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, fue puntual en su reporte con Folio: 1610100135518, al señalar que las autoridades de la CONAGUA: “Sí cuentan con las atribuciones para pronunciarse respecto de lo requerido (Constellation), toda vez que son encargadas de otorgar permisos, autorizaciones y concesiones en materia de aguas nacionales, así como de la construcción de obras de infraestructura hidráulica relacionadas con el agua potable, y de regular y controlar las aguas superficiales y determinar los volúmenes de asignación o concesión de las mismas para los diversos usos y su reúso. Luego, se concluyó que por normativa y tomando en cuenta la información pública localizada, la CONAGUA tuvo que haber otorgado a la empresa Constellation Brands, algún permiso, autorización o concesión para explotar aguas nacionales, esto debido a que para su operación, va requerir utilizar grandes cantidades de agua de la zona en la cual existe un decreto de veda en el acuífero del Valle de Mexicali, por virtud del cual nadie puede extraer aguas del subsuelo dentro de la zona vedada ni modificar los aprovechamientos existentes sin previo permiso por escrito de la Autoridad del Agua; además, el acueducto que se pretende construir también es una obra que tiene que autorizar el sujeto obligado previamente. “ En esa tesitura, si bien, de la información pública localizada, se advierte que la empresa no ha presentado los documentos que en cumplimiento de la normativa debió entregar para la autorización del proyecto, lo cierto es que en atención al presente recurso de revisión, no se cuentan con elementos para desprender por que el sujeto obligado no cuenta con la documentación requerida, puesto que además el Congreso de la Unión le ha exhortado para rendir informes y hacer del conocimiento público las acciones realizadas en torno al tema…” Asimismo, el INAI confirma lo que tanto han negado Kiko Vega sobre las afectaciones para el municipio por el suministro de agua a la cervecera pues: “el proyecto que se pretende construir en el Valle de Mexicali, Baja California, de acuerdo con los puntos de acuerdo de la Cámara de Diputados, resulta de gran riesgo para la población, pues es una zona que cuenta con sequía, y la empresa para su operación, necesita grandes cantidades de agua”. Ante ello, el INAI destaca que “resulta indispensable precisar que el particular requirió cualquier expresión documental relacionada con el proyecto o el acueducto y, en esos términos, también se advirtió que el H. Congreso de la Unión ha solicitado al sujeto obligado que emita una opinión sobre instalación de planta cervecera de la empresa Constellation Brands en Mexicali, Baja California, y que califique el impacto ambiental de la instalación de la planta cervecera de Constellation Brands y la construcción del Acueducto Ejido Villa Hermosa Mexicali, en Mexicali, Baja California. OBRA ILEGAL Dado lo anterior, la empresa estadounidense se está escudando en el gobierno del Estado para llevar adelante una obra que por ley es federal y que la CONAGUA negó rotundamente haber autorizado, como establece en su respuesta al INAI: “Esta Unidad Administrativa no ha emitido, ni recibido, ningún documento relacionado con: Permisos, convenios, manifestaciones de impacto ambiental, autorizaciones o valoraciones de impacto ambiental y seguridad o fichas técnicas sobre el proyecto de CONSTELLATlONS BRANDS en el Valle de Mexicali Baja California, así como tampoco se ha recibido algún documento que den cuenta de lo que conforma el PROYECTO CONSTELLATlON en Baja California, así como cualquier ficha que dé cuenta de la problemática para impulsar la inversión. De igual manera esta Unidad Administrativa manifiesta que: No ha emitido ninguna autorización para la realización de un Acueducto de 41km en el valle Mexicali, por lo que se desconoce del presupuesto autorizado, proyecto de ejecución y recursos del Estado y la Federación que pudieran estar contemplados para la ejecución de la obra, se desconoce también si la obra fue cancelada o no”. VEDA Por otra parte el documento del INAI recuerda en su página 41 que “ de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el acuífero del valle de Mexicali se encuentra en veda desde 1965; es decir, no se pueden otorgar concesiones de explotación de pozos..” Además denuncia que “ Ejidatarios, agricultores y personas del Valle de Mexicali, han sido presionados e intimidados para vender o ceder los derechos de sus tierras y del agua, justamente para que esta empresa extranjera de sirva del agua. El domingo 19 de febrero, decenas de integrantes del movimiento Mexicali. Resistente se trasladaron al ejido El Choropo, donde están las instalaciones de la empresa cervecera Constellation Brands”. Lo anterior está asentado en el Punto de Acuerdo de la Cámara de Diputados, en el cual “ se exhorta a la Semarnat y la Conagua a calificar el impacto ambiental de la instalación de la planta cervecera de Constellation Brands y la construcción del Acueducto Ejido Villa Hermosa Mexicali, en Mexicali, Baja California(1). DEMANDA DE AGUA DE LA POBLACIÓN REBASÓ A LA OFERTA En sus Consideraciones, en el mismo también se establece que “ En una entidad con problemas para abastecer de agua a los habitantes, y donde la actividad económica de mayor importancia en el valle de Mexicali es la agricultura, donde se desarrollan cultivos cíclicos y perennes, hacen de esta zona el distrito de riego más importante de la república, el gobierno de Baja California destinará dinero público, incluso recursos federales, en un acueducto que proveerá de líquido a la planta de la cervecera estadounidense ConstellationBrands. La obra se ubicará en la zona agrícola del Valle de Mexicali donde se verán afectadas mil 500 familias al dejar de sembrar 5 mil hectáreas de cultivo, señaló Rigoberto Campos González. “La problemática hídrica que enfrenta la RHA I PBC (Región Hidrológica Administrativa I Península de Baja California) se relaciona con aspectos de carácter natural donde la demanda por el crecimiento de la población ha rebasado a la oferta disponible con la infraestructura hidráulica actual, que aunado a una gestión del agua deficiente han llevado a que la disponibilidad en las cuencas y acuíferos hoy día limiten el desarrollo de la región presentándose ya una situación de escasez de agua. “En esta región se localizan 89 acuíferos; 20 sobreexplotados, 15 con intrusión salina y 5 bajo el fenómeno de salinización de suelo y aguas subterráneas salobres. En la subregión Baja California se encuentran 48 acuíferos, de los cuales 8 están sobreexplotados (Ojos Negros, Valle de Mexicali, Maneadero, La Trinidad, Camalú, Colonia Vicente Guerrero, San Quintín y San Simón). “ La precipitación media anual en la región es de 169 mm, un valor muy bajo con respecto al resto de las regiones del país (77 por ciento menor que la media nacional de 760 mm)”. ASUNTO DE SEGURIDAD NACIONAL El documento de la Cámara de Diputados agrega que: “ El déficit de - 456.0404929 debido a la sobreexplotación del acuífero ha representado para Baja California los efectos siguientes: • Ecológicos; • Deterioro de la producción agrícola; • Disminución del hato ganadero; • Reducción de la actividad industrial; • Deterioro de la salud pública; y • Problemas sociales y políticos por la lucha y control del agua. “Baja California se encuentra en un estado de sequía. El abastecimiento de agua es un asunto de seguridad nacional, por lo cual al no atender la situación de los acuíferos sobrexplotados y además dar prioridad al uso industrial se estaría poniendo en riesgo la seguridad de ese estado. “El principal usuario del agua es el sector agrícola con 80 por ciento del volumen concesionado, seguido del abastecimiento público-urbano y doméstico con 12 por ciento, el uso para las termoeléctricas 5 por ciento, el uso industrial con 2 por ciento y otros usos 1 por ciento. Mientras el déficit del acuífero persista, el establecimiento de industrias será problemático y cada vez más difícil, pues seguiría manteniendo la sobreexplotación, en vez de ayudar a su regeneración. “La región se ve limitada en su oferta de agua superficial y subterránea, debido principalmente al alto consumo de agua en el riego y al desperdicio de agua en los usos doméstico, público-urbano y comercial, así como a las pérdidas de agua en el sistema hidráulico municipal e industrial. “ Además, falta infraestructura para aprovechar el agua de arroyos y ríos, y no existe o es deficiente la cultura del agua en la región, así como la educación ambiental en sus diferentes niveles de estudio. Por otro lado, no existen programas para incentivar el reúso de las aguas tratadas. Las células más afectadas con relación a la brecha hídrica, oferta menos demanda, son Mexicali y Tijuana, Baja California, y San Luis Río Colorado, Sonora.”