Jueves, 23 de Mayo de 2019 6:21 p.m.

Redes Sociales

Manoseo financiero de Kiko por más de 4 mil millones de pesos

Compartir:

Por Oscar Tafoya @oscartafoya La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó irregularidades en el destino de los recursos de los créditos contratados por el gobierno del Estado de Baja California, encabezado por Kiko Vega, por un monto de 4 mil 125.8 millones de pesos. De acuerdo con la tercera entrega de las Cuentas Públicas de 2017 publicadas el 20 de febrero de este 2019, la ASF documenta como la administración estatal incurrió en irregularidades y desvíos en los créditos de corto y largo plazo lo cuales se presumen daños y/o perjuicios al erario estatal. Incluso el documento la titulado Auditoría Cumplimiento Financiero con Enfoque de Desempeño: 2017-A-02000-16-0569-2018 revela que al momento de contraer los créditos a corto plazo, “se comprobó que el gobierno del Estado contrató los créditos sin la autorización de la Legislatura local”. Mientras que con los compromisos a largo plazo, Kiko desvío recursos al gasto corriente, cuando los diputados le habían aprobado el endeudamiento “para destinarse en inversión pública productiva y en los contratos de financiamiento se estableció el mismo destino”. De tal manera, el máximo órgano de fiscalización, que depende del Congreso de la Unión, señaló que “por los hallazgos determinados relativos al destino de los recursos de los créditos de corto plazo por 2 mil 507.8 millones de pesos y de largo plazo por mil 708.0 millones de pesos, se presumen probables daños y/o perjuicios al erario estatal. Para asimilar la información, es importante dividir los créditos, ya que son varios los montos que se manejan, en ese entendido, documentaremos primero las obligaciones a corto plazo y después las de largo plazo: CRÉDITO A CORTO PLAZO En ese sentido, la ASF reporta en su pliego de observaciones que “se presume un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Estatal por un monto de 2,507,835,156.25 pesos, por los recursos que no acreditó de los créditos quirografarios de corto plazo (obligaciones financieras que no cuentan con garantía de pago específica) que adquirió con Interacciones por 763,000,000.00 pesos mediante tres créditos el 20 de octubre de 2017, el 27 de noviembre de 2017 y el 4 de diciembre de 2017 y con HSBC por 2,252,000,000.00 pesos, mediante cuatro créditos, el 17 de marzo de 2017, el 19 de mayo de 2017, el 3 de agosto de 2017 y el 23 de octubre de 2017. De esos montos, el gobierno del Estado, encabezado por Kiko, sólo acreditó 507,164,843.75 pesos. asimismo, “se comprobó que el gobierno del Estado contrató los créditos sin la autorización de la Legislatura local”, exhibe el órgano fiscalizador. Por otra parte, la ASF advierte que “la liquidación de los créditos de corto plazo previa a la conclusión de la administración (octubre 2019), constituyen riesgos en las finanzas públicas del gobierno del Estado de Baja California, que por el limitado periodo de acción para ser atendidos; los altos niveles de endeudamiento por las obligaciones quirografarias; la restringida capacidad de pago, liquidez y suficiencia financiera; y la relación deficitaria entre el ingreso y gasto; que todos en su conjunto dificultan la obtención de resultados favorables al cierre de la administración, es necesario que el gobierno del Estado de Baja California implemente medidas financieras eficaces y extraordinarias que le permitan liquidar los créditos quirografarios en el plazo establecido en el artículo 30, fracción II, de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios (LDFEFM)”. En caso contrario, advirtió el organismo, “se incrementará el nivel de presión y restricción en las finanzas públicas del gobierno del Estado de Baja California”. CRÉDITO A LARGO PLAZO Por lo que respecta al segundo tipo de endeudamiento, “se presume un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Estatal por un monto de 1,708,026,404.90 pesos, por los créditos a largo plazo suscritos con Scotiabank e Interacciones por 1,358,026,404.90 pesos y del crédito suscrito con Banamex por 350,000,000.00 pesos, los cuales fueron utilizados para gasto corriente, no obstante, que la Legislatura local autorizó su contratación para destinarse en inversión pública productiva y en los contratos de financiamiento se estableció el mismo destino”. “Lo que contravino el artículo 2, fracción XXV, de la LDFEFM; el artículo decimoséptimo de la Ley de Ingresos para el Ejercicio Fiscal de 2015; la cláusula segunda del convenio modificatorio del crédito obtenido con Scotiabank, el 1 de septiembre de 2015 por 300.0 millones de pesos; y la cláusula segunda y el Anexo A del contrato de crédito obtenido con Interacciones, el 27 de agosto de 2015 por 500.0 mdp; los decretos 195 del 8 de septiembre de 2015 y 273; y el numeral 2.5 del contrato de crédito suscrito con Banamex, del 24 de agosto de 2017 por 350.0 millones de pesos”. Con lo documentado, se confirma el desaseo en el manejo de los recursos por parte de la administración de Kiko. Por cierto, precisamos que la auditoría de la cual tiene copia Monitor Económico, solo es una parte, es decir, hay más desvíos de los cuales estaremos publicando en los próximos días.