Jueves, 21 de Noviembre de 2019 12:02 a.m.

Redes Sociales

Tijuana sigue con la deuda más alta del país

Compartir:

Por Francisco Domínguez Tijuana y Mexicali continúan entre los 10 municipios más endeudados del país, el primero se mantuvo con las mayores obligaciones financieras con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, de acuerdo con el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP). En ese sentido, al 30 de junio de 2019, los municipios más endeudados del país en términos absolutos son Tijuana (2 mil 640.3 millones de pesos); Guadalajara, Jalisco (2 mil 096.1 mdp); Monterrey, Nuevo León (1 mil 998.2 mdp); Hermosillo, Sonora (1 mil 800.8 mdp); León, Guanajuato (1 mil 168.9 mdp); San Nicolás de los Garza, Nuevo León (1 mil 157.2 mdp) y Benito Juárez, Quintana Roo (1 mil 069.2 mdp); y Mexicali (990.1 mdp). Con información del CEFP “estos siete municipios concentran más de una cuarta parte (27.6 por ciento) del total de la deuda de este nivel de gobierno”. Del total de los municipios del país, del segundo trimestre de 2018 al mismo periodo de 2019, la deuda disminuyó en 3 mil 021.2 mdp (-9.6 por ciento en términos reales), mientras que durante el último trimestre aumentó en 1 mil 587.7 mdp (3.5 por ciento en términos reales). Asimismo, el organismo de la Cámara de Diputados también presenta un indicador que permite comparar el tamaño de las obligaciones financieras entre municipios en términos relativos, el cual es la deuda per cápita, mismo que se obtiene dividiendo la deuda total de cada municipio entre su población respectiva. De tal manera, los resultados arrojaron que los municipios con una deuda por persona por arriba de los 2 mil pesos son Puerto Peñasco, Sonora (5 mil 802.7 pesos por persona); Cozumel, Quintana Roo (4 mil 324.3 pesos); Solidaridad, Quintana Roo (2 mil 908.0 pesos); Agua Prieta, Sonora (2 mil 817.7 pesos); San Nicolás de los Garza, Nuevo León (2 mil 498.6 pesos); Guaymas, Sonora (2 mil 075.7 pesos) y Nogales, Sonora (2 mil 026.1 pesos). Sobresale el hecho de que cuatro de estos siete municipios pertenecen al Estado de Sonora. “Es importante aclarar que en la construcción de este indicador se emplean sólo municipios con obligaciones financieras superiores a los 100 mdp, pues al adoptar este filtro se evita que aparezcan municipios atípicos con deuda baja y población aún más pequeña, que se traduce en indicadores con pesos relativos altos”, puntualizó el Centro de Estudios. DEUDA EN 10 AÑOS Por otra parte, durante los últimos diez años, del segundo trimestre de 2009 al mismo periodo de 2019, el saldo de la deuda municipal presenta un incremento de 23 mil 416.4 mdp, ya que el mismo pasó de 22 mil 957.7 mdp a 46 mil 374.1 mdp. Durante este periodo, el crecimiento del saldo de las obligaciones financieras de los municipios fue de 31.0 por ciento en términos reales, lo que equivale a un incremento medio anual real de 2.7 por ciento. No obstante, si se analizan periodos más recientes, el comportamiento de la deuda contratada por los municipios es heterogéneo, informa el CEFP. Por ejemplo, en el último año, del segundo trimestre de 2018 al mismo periodo de 2019, la deuda disminuyó en 3 mil 021.2 mdp (-9.6 por ciento en términos reales), mientras que durante el último trimestre aumentó en 1 mil 587.7 mdp (3.5 por ciento en términos reales). DEUDA MUNICIPAL POR TIPO DE ACREEDOR Por otro lado, el organismo mencionó que el saldo de las obligaciones financieras de los municipios (46 mil 374.1 mdp) por tipo de acreedor se distribuye, al periodo de referencia, de la siguiente manera: 21 mil 814.1 mdp (47.0 por ciento) provienen de la banca múltiple; 20 mil 978.9 mdp (45.2 por ciento) de la banca de desarrollo; un mil 423.9 mdp (3.1 por ciento) de emisiones bursátiles; y 2 mil 157.2 mdp (4.7 por ciento) de fideicomisos. En los últimos diez años se observa una menor participación de la banca múltiple en el fondeo a municipios, misma que pasó de representar el 51.5 por ciento del total de la deuda municipal (segundo trimestre de 2009) a 47.0 por ciento (segundo trimestre de 2019), una disminución de 4.5 puntos porcentuales. Lo anterior se vio compensado principalmente por un incremento de 3.5 puntos porcentuales en el rubro de “otros”. Por su parte, Tamaulipas y Sonora son las entidades federativas cuya deuda municipal presenta una importante participación del rubro “otros”. En el primer caso, dicha opción de financiamiento se ha mantenido como la más importante desde que el estado optó por la misma durante el cuarto trimestre de 2011 (74.9%). Actualmente la participación de esta opción de financiamiento es del 76.7 por ciento. En el caso de Sonora, aunque el rubro “otros” no ocupa un lugar tan prominente como en el caso de Tamaulipas, representa la segunda opción de financiamiento a la entidad, sólo después de la banca múltiple, posición que ha mantenido desde el cuarto trimestre de 2011, ello a pesar de que su participación ha estado disminuyendo de manera sostenida desde entonces. Al segundo trimestre de 2019 dicha participación es del 15.0 por ciento. A pesar del avance que muestran las emisiones bursátiles y otras opciones de financiamiento en la composición de la deuda municipal, la banca múltiple y la banca de desarrollo continúan siendo las opciones de financiamiento preponderantes. Entre los estados con una participación de la banca múltiple en su deuda municipal mayor al 50 por ciento destaca Guerrero con un 100.0%, San Luis Potosí (99.8 por ciento), Chihuahua (96.6 por ciento) y Nayarit (85.2 por ciento). Por otro lado, entre las entidades federativas con más de 50 por ciento de participación de la banca de desarrollo sobresalen Aguascalientes, Michoacán y Tlaxcala con un 100.0 por ciento; seguidas por Colima (94.2 por ciento); Coahuila (92.7 por ciento), Chiapas (91.1 por ciento) y Yucatán (91.0 por ciento). Cabe destacar que, para el segundo trimestre de 2019, la Ciudad de México y Oaxaca no presentan deuda municipal