Martes, 10 de Diciembre de 2019 5:10 p.m.

Redes Sociales

Ahorca federación a BC: le baja en más de 6 mil millones de pesos recursos para proyectos de inversión

Compartir:

Por Oscar Tafoya @oscartafoya Baja California sufrirá de un fuerte recorte para proyectos de inversión federal por 6 mil 339 millones de pesos (93.6% menos) en comparación a los presupuestado en 2019, de acuerdo con el dictamen del Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2020 (PEF 2020), de conformidad con lo aprobado por la Cámara de Diputados el 21 de noviembre de 2019. En ese sentido, en el documento Recursos Identificados en el Dictamen del PEF 2020 de Baja California sobre Programas de Subsidios y Proyectos de Inversión, el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) confirmó que apenas se destinarán 450.2 millones de pesos, cuando en el 2019 se aprobaron 6 mil 789.2 millones de pesos para el Estado, reiterando el desinterés del gobierno federal para proyectos de infraestructura en Baja California. De tal manera, los programas que se implementarán en el Estado para 2020 serán de parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte con un presupuesto que se divide en “Conservación de infraestructura de caminos rurales y carreteras alimentadoras” con apenas 88 millones de pesos, y el otro recurso por 362.2 millones de pesos para “Reconstrucción y Conservación de Carreteras”. Lo más alarmante es que estarían quedando fuera proyectos como el “Reordenamiento náutico y malecón turístico del puerto de Ensenada” con una inversión de 9.3 millones de pesos, también no se realizaría la “Habilitación de vialidad interna en el Recinto Portuario de Ensenada” que tenía un presupuesto por 17.4 millones de pesos, asimismo, quedarían fuera los Puentes Vehiculares del Cruce Fronterizo Mexicali-Río Nuevo” con recursos por 97.4 millones de pesos y la obra San Felipe-Laguna Chapala” con un monto por 41.2 millones de pesos. Con estos recortes, Baja California pende de un hilo y la situación económica para el próximo año sería muy peligrosa y se agudizaría la desaceleración de la activad en el Estado ante la falta de proyectos de infraestructura de los que tanto ha padecido la entidad desde hace casi 12 años. Por lo que las autoridades locales tendrán que apretarse el cinturón y trabajar en mejorar las finanzas públicas y la recaudación local, ya que el gobierno federal tiene un contexto internacional y nacional muy complicado ante los retos de la desaceleración económica internacional y en el país, la caída de los ingresos y el exceso de gasto en programas sociales, descartando incentivar la inversión en obra pública.