Jueves, 19 de Septiembre de 2019 12:56 p.m.

Redes Sociales

B.C. recibiría menos Aportaciones y Participaciones federales en 2020: SHCP

Compartir:

Por Oscar Tafoya @oscartafoya Baja California recibiría menos Aportaciones y Participaciones federales el próximo año, de acuerdo con lo proyectado en el Paquete Económico 2020 que entregó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) al Congreso de la Unión. De acuerdo con el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados, el Estado tendrá reducciones en términos reales de 3.3 por ciento en el dinero etiquetado (Aportaciones) y de menos 0.7 por ciento en los recursos de libre disposición (Participaciones). En términos absolutos, el gobierno federal proyecta destinar a Baja California la cantidad de 19 mil 755.6 millones de pesos de Aportaciones y transferir 28 mil 306.2 millones de pesos vía Participaciones, es decir, un total de 48 mil 61.8 millones de pesos durante el 2020. Con lo que el panorama para el gobierno, que está por entrar, se tendrá que dar la seriedad correspondiente al tema, dado a las críticas finanzas estatales. Por lo que se espera dejar de lado los posicionamientos a modo en los medios y sobre todo, que Jaime Bonilla y su grupo, no prometan recursos más de la cuenta, ya que las condiciones de Baja California no son para presumir. En ese sentido, HR Ratings puso en negativa las finanzas públicas del Estado, precisamente por el recorte de recursos federales y el fuerte gasto corriente, lo que presionó la posición de liquidez del gobierno estatal durante 2019. Y con lo proyectado en el Paquete Económico para 2020, los recursos para Baja California podrían ser incluso menores dada la incertidumbre económica y la baja recaudación, lo que traerá mayores presiones a la administración estatal dado el desastre financiero que dejará Kiko Vega. Cabe recordar que la agencia ratificó “la calificación de HR BBB+ para Baja California y modificó la perspectiva de estable a negativa”. Por consecuencia, la próxima administración “continuaría con el uso de financiamiento a corto plazo, el cual se espera que represente 22.5% de la deuda total al cierre de 2019”. En ese sentido, “la perspectiva negativa se debe al deterioro esperado en el Balance Primario (-1.6%) del Estado para 2019, debido a la disminución estimada en los ingresos federales de gestión (Convenios), así como al comportamiento del gasto corriente”, puntualizó la agencia. Por lo que se estima que el gobierno estatal cerraría con un déficit de 2.8%, por lo que la nueva administración deberá urgentemente realizar una reingeniería financiera para evitar que 2020 y 2021 se concluyan con cifras negativas, como anticipa HR Ratings. “De igual manera, se estima que la falta de liquidez se vea reflejada en el crecimiento de las Obligaciones Financieras sin Costo (Pasivo Circulante), el cual al cierre de 2018 representó 30.1% de los Ingresos de Libre Disposición (ILD), y se estima que para 2019 se incrementen a 34.3%”, señaló la calificadora. (Imagen tomada de Freepik)