Sábado, 29 de Febrero de 2020 5:40 a.m.

Redes Sociales

Baja California en peligro de estanflación

Compartir:

Por Oscar Tafoya @oscartafoya “Si se mantienen estos niveles de inflación impulsados ahora artificialmente por el alza de impuestos y nuevos impuestos por parte del gobierno del Estado, estará empujando a Baja California hacia una estanflación”, advirtió el Centro de Estudios Económicos de Baja California (CEEBC). Durante su nuevo reporte “Panorama económico de Baja California”, el organismo de análisis dio a conocer que la inflación de Tijuana y Mexicali se disparó a tasa anual durante enero de 2020 en 2.53% y 2.33%, respectivamente. El CEEBC mencionó que con “una inflación a la baja, la recuperación de la economía es más sencilla, sin embargo, durante el primer mes del presente año, el alza en precios de los alimentos y de los documentos que expiden los municipios, así como los aumentos federales tronaron la inflación de Baja California”. De tal manera, “la estanflación es el peor escenario que puede vivir una economía y que Baja California conoció durante 2014 cuando se incrementó el IVA”, recordó el Centro de Estudios Económicos. “La estanflación se da cuando a pesar de que no hay consumo, suben los precios, mientras que la economía presenta caídas, como muestra el INEGI con dos trimestres consecutivos con decrecimiento”, explicó el CEEBC. Por lo anterior, el organismo especializado señaló que “con el nuevo escenario federal, el Estado debe dar marcha atrás a su política recaudatoria y revisar su gasto corriente, lo cual han criticado diferentes agencias calificadoras”: “Baja California tiene una estructura abultada y rígida de gasto operativo”, señaló Fitch el pasado diciembre, mientras que Moody´s refirió: “La perspectiva negativa refleja la expectativa de Moody's de que, a falta de la implementación de medidas estructurales para reducir los gastos operativos”. En conclusión, “la solución a los problemas económicos del Estado descansan en una revisión del gasto corriente y en la implementación de auténticas políticas de desarrollo para recuperar el crecimiento, y el Bajío ha puesto el ejemplo en esto. Sobre los impuestos en tiempos de crisis, Keynesy sus sucesores ya han demostrado los resultados”, puntualizó el CEEBC. PIB ESTATAL Por otra parte, el organismo dijo que “debido a la ausencia de planeación económica para Baja California y la disminución de recursos federales, Baja California acentuó en 2019 su estancamiento económico y el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal, que es un PIB adelantado, pasó de una desaceleración a una caída en términos reales para el tercer trimestre (-0.05%) del 2019, sumando dos trimestres consecutivos negativos, lo que implicó que el Estado se encuentre en una recesión técnica”. Agregó, “para determinar la recesión técnica se debe confrontar el comportamiento del PIB con otros indicadores básicos, como el alza en la tasa de desempleo que a pesar de mantenerse baja está influida por el avance en la informalidad y el cierre de empresas”. De tal manera, “la pérdida de empleos formales se reflejó en los datos de octubre cuando se perdieron algo más de tres mil. Así mismo, en el tercer trimestre se dieron de baja dos mil 419 empresas, en el IMSS”, recordó el CEEBC. En este contexto, el centro de análisis señaló que “es muy preocupante que uno de los sectores con mayor peso en la economía, como la Industria de la Construcción, sumó cinco trimestres con variación porcentual anual negativa, mientras que el valor de la producción de la obra pública se hundió a su menor nivel en 14 años”. “Un problema preocupante es que al concluir el 2019, Baja California registró el mayor cierre de empresas en una década, es decir, 818”, enfatizó el CEEBC. La cifra de 9,079 empresas dadas de baja en el IMSS solo es inferior a las registradas durante la Gran Recesión de 2008 y 2009. ACTIVIDAD INDUSTRIAL Por otro lado, la actividad industrial en Baja California registró en los primeros diez meses del 2019 contracciones en seis de ellos. La volatilidad internacional y la ausencia de una política de apoyo interna presentan cifras preocupantes. En el caso de los datos anualizados en octubre se registró una pronunciada caída hasta el 0.1 por ciento, comentó el Centro de Estudios Económicos. En este contexto, el gobierno federal anunció su llamada política de austeridad que alcanzaba a los estados con recortes en el gasto federalizado, lo cual dio argumentos al gobierno estatal para impulsar con el Congreso un alza masiva de impuestos. “Sin embargo, luego de una revisión al presupuesto, la Secretaría de Hacienda otorgó aumentos en términos reales al gasto federalizado por entidad federativa para el año 2020”, reiteró el organismo. De tal manera, Baja California recibirá más de dos mil 300 millones de pesos por encima de lo entregado en 2019, un aumento real total del 1%, el tercero más alto entre los estados de la frontera norte, con lo que se esfumó el pretexto para incrementar impuestos, ya que además, el dinero de libre disposición, las Participaciones Federales, aumentarán en algo más de mil millones de pesos.