Lunes, 27 de Enero de 2020 1:57 p.m.

Redes Sociales

Pide CANACINTRA análisis serio sobre municipalización de San Quintín

Compartir:

Ensenada, Baja California, enero 12.-Analizar legal, técnica y financieramente la viabilidad para que el Valle de San Quintín se convierta en municipio, antes de que se tome una decisión legislativa al respecto que podría empeorar el rezago histórico que padece la zona rural, consideró Alejandro Jara Soria. El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (CANACINTRA), dejó claro que ese organismo no se opone a que esa región se convierta en el sexto municipio de la entidad, pero antes se deben llevar a cabo todos los estudios que demuestren que la medida será en beneficio directo de la población. En esa decisión deben participar expertos en federalismo, finanzas y administración públicas, contabilidad gubernamental, desarrollo urbano, sociólogos y topografía, entre otras especialidades, todos emanados de instituciones serias y de prestigio, subrayó. El dirigente advirtió que para la municipalización del Valle de San Quintín no es suficiente el criterio político y el afán de cumplir con promesas de campaña del partido en el poder, sino de garantizar que esa demarcación va a poder sostener la creación de un nuevo gobierno con su respectiva burocracia. No puede haber un nuevo municipio sin antes asegurarse de las fuentes de financiamiento para la prestación de los servicios públicos de manera eficiente. En la actualidad la zona rural tiene problemas muy graves con alto índice de irregularidad en la tenencia de la tierra, situación que se traduce en la incapacidad de cobrar impuestos como el predial, y de introducir nuevos servicios de alumbrado, agua potable y acceso a créditos para vivienda, entre otros inconvenientes. En el valle existen alrededor de 110 mil habitantes que con todo derecho demandan servicios como la pavimentación, alumbrado, recolección de basura y seguridad pública, lo que dejaría de ser un problema para Ensenada, para convertirse en un lastre para el nuevo municipio, advirtió. Jara Soria consideró que el Congreso del Estado también debe analizar los cambios en materia fiscal que se deben dar en la entidad y los efectos de la aplicación de la Ley de Coordinación Fiscal del Estado en la distribución de los recursos para los municipios. De convertirse San Quintín en municipio sería el más extenso, con la mayor marginación, con el índice más alto de irregularidad en la tenencia de la tierra, con la menor cobertura de agua potable, entre otros conceptos que no solo reflejan su atraso, sino que son criterios que le impiden acceder a recursos fiscales del estado y federación. El presidente de CANACINTRA también manifestó su oposición a la intención de la cámara de diputados, particularmente a la representante del Distrito 17 Miriam Cano Núñez, de cambiar la Ley, para pasar por alto la opinión de los residentes de todo el municipio para considerar solo la de los residentes del área a municipalizar. La pretensión legislativa es antidemocrática, abusiva y lesiva para el estado de derecho ya que se pretende cambiar una Ley para hacerla a la medida de sus dudosas pretensiones, señaló Alejandro Jara Soria. Si San Quintín se ha de convertir en municipio, que se haga, dijo, pero no a costa de la pauperización de sus habitantes ni de saltarse la Ley por capricho.