Jueves, 6 de Agosto de 2020 9:22 p.m.

Redes Sociales

Discurso de odio de Bonilla pone en riesgo la llegada de inversiones

Compartir:

Por Oscar Tafoya @oscartafoya El discurso de odio contra empresarios, sumado al aumento y creación de nuevos impuestos en Baja California, por parte del encargado millonario del gobierno del Estado, Jaime Bonilla, pone en riesgo la llegada de inversión extranjera a la entidad, de acuerdo con el Centro de Estudios Económicos de Baja California (CEEBC). Y es que además de ser los nuevos impuestos un inhibidor para las inversiones, la postura de Jaime contra la iniciativa privada crea un escenario de incertidumbre para los negocios en Baja California, por lo que harían más difícil la llegada de nuevas inversiones, advirtió el organismo. El CEEBC recordó que Baja California ya muestra indicadores críticos en materia de capitales extranjeros, apenas reportando 161.9 millones de dólares a septiembre de 2019, el dato es más preocupante al tomarse en cuenta que las cifra está muy por debajo de las remesas familiares que llegaron a la entidad que fueron de 705.1 millones de dólares durante el mismo periodo, de acuerdo con la Secretaría de Economía (el dato de inversión) y el Banco de México (las cifras por remesas). “Los hechos que revelan las fuentes oficiales reflejan que Baja California dejó de ser una región competitiva, a causas de la escasez de oportunidades de empleo, salarios precarios, desaceleración económica y rezago en infraestructura, por tal motivo los inversionistas han volteado a otras zonas del país para destinar sus capitales”, advirtió en Centro de Estudios Económicos. Aunado a esto, el encargado millonario de administrar al Estado comenzó una campaña de odio contra los empresarios para justificar sus medidas recaudatorias luego que la federación le recortará el presupuesto de 2020 tras el altercado que tuvo con el secretario de Hacienda, Arturo Herrera y que le costó que el presidente de la República no le abriera la puerta para atenderlo. Luego de los hechos, Bonilla al quedarse sin el apoyo federal y para pagar compromisos, recurrió a la creación de impuestos de manera arbitraria, de acuerdo con fuentes allegadas al gobierno actual. Por lo que las descalificaciones de Jaime contra los empresarios subieron de tono luego que estos salieran continuamente para rechazar los nuevos impuestos aprobados el 31 de diciembre por los diputados de Morena y aliados. Asimismo, el Centro de Estudios Económicos comentó que no se debe soslayar que otra situación que pudiera agravarse son las desinversiones de Baja California, ya que en el segundo trimestre de 2019 se reportó la salida de 85.2 millones de dólares, solamente del sector aeroespacial. Mientras tanto, el encargado millonario sigue alimentado el discurso de odio, sin que se vea alguna estrategia seria sobre la eficiencia del gasto corriente y que decir de planes para obra pública, por lo que todo indica que continuará el rezago infraestructura y el dispendio de recursos en programas complicados de evaluar.