Viernes, 7 de Agosto de 2020 2:30 a.m.

Redes Sociales

California suspende operaciones bajo techo en todo el estado

Compartir:

Los Ángeles, California, julio 13.- El gobernador de California, Gavin Newsom, anunció el mediodía de este lunes nuevas medidas para tratar de mitigar la propagación del coronavirus que ha aumentado drásticamente en el estado durante las últimas semanas. Con vigencia inmediata los restaurantes, bodegas de vino, cines, centros de entretenimiento familiar, mesas de apuestas de cartas, museos y zoológicos deben suspender inmediatamente operaciones bajo techo en los 58 condados del estado. “Seguimos viendo un aumento en las hospitalizaciones en el estado, aumento en la demanda de camas de cuidados intensivos siguen subiendo y un mayor número de nuevos casos” afirmó el gobernador al anunciar las medidas que, según aseguró, tiene una base científica y en los datos en tiempo real de la enfermedad. La medida permite que estos sectores operan al aire libre, sin embargo, los bares deben suspender todas las operaciones dentro o fuera del establecimiento. Medidas específicas para otros condados Newsom también hizo referencia cierres adicionales en los condados que están en la lista de seguimiento relacionada con la pandemia del COVID-19 por tres días consecutivos y ordenó cierres más profundos. La medida, que aplica para 30 condados, ordena la suspensión inmediata de actividades bajo techo en gimnasios, templos religiosos, oficinas de sectores no esenciales, barberías, salones de belleza y centros comerciales. El cierre de estos sectores específicos serán en: Colusa, Contra Costa, Fresno, Imperial, Kern Kings, Los Ángeles, Madera, Marin, Merced, Monterrey, Napa, Orange, Placer, Riverside, Sacramento, San Benito, San Bernardino, San Diego, San Joaquin, Santa Barbara, Solano, Sonoma, Stanislaus, Sutter, Tulare, Yolo, Yuba y Ventura. Estos 30 condados representan el 80% de la población de California que hasta este lunes ha acumulado 329,162 casos y 7,040 muertes producto del coronavirus. “El virus no va a desaparecer pronto. Hasta que haya una vacuna o un tratamiento, nos debemos adaptar a nuevos protocolos y nuevos comportamientos para detener la propagación”, afirmó el gobernador Newsom. (La Opinión)