Miércoles, 27 de Mayo de 2020 1:47 p.m.

Redes Sociales

Con Bonilla cierran casi 5 mil empresas y se pierden más de 60 mil empleos en BC

Compartir:

Por Roberto Valero La fobia de Jaime Bonilla hacia el sector empresarial combinada con la pandemia del COVID-19 ya está teniendo costos muy elevados para la población de Baja California que vio como en el lapso de apenas seis meses cerraron sus puertas casi cinco mil empresas (4,620) del sector formal de la economía, de acuerdo con las cifras difundidas por el IMSS. Si bien la pandemia aceleró los cierres en abril cuando causaron baja 771 empresas, Bonilla es el responsable directo de la desaparición que se registró entre noviembre y febrero de este año, periodo en el que cerraron 3 mil 138 empresas. De todos es conocida la guerra emprendida por Bonilla contra las empresas, lo mismo inventándoles faltas administrativas que aumentando impuestos e incluso en sus ofensivos discursos, olvidándose que las empresas son las principales generadoras de los impuestos que se gasta el gobierno, así como de la gran mayoría de los empleos, de los cuales también hay ingresos para el gobierno por la vía fiscal. De esta manera, el cierre de empresas en Baja California ya se refleja en los datos de empleo, que de acuerdo con el acumulado que dieron a conocer tanto el INEGI como el IMSS, suman 61 mil 778, que es una cifra mayor a los empleos formales que se perdieron entre 2008 y 2009 en la Gran Recesión. Esto e indicadores como la Construcción Pública que está hundidas y la salida de inversiones, entre otros factores tiene ya metida a la Baja California en una recesión que al parecer le pasó de noche a Bonilla y sus ayudantes del área económica. Lo peor de esto es que los afectos de la pandemia apenas comienzan a verse y el grupo bonillista está más ocupado repartiendo dádivas pensando más en la elección del año próximo año que en el verdadero bienestar de los bajacalifornianos, o mejor dicho, está más ocupado en lucrar con las necesidades de los pobres, cifras que por cierto, maquilló a la alza para verse más “generoso”, bueno hasta incrementó la población del Estado en 500 mil habitantes más y ahora resulta que somos cuatro millones.