Martes, 7 de Julio de 2020 2:32 a.m.

Redes Sociales

BC con los peores indicadores COVID-19 de la frontera norte, muy lejos de la “nueva normalidad”

Compartir:

Por Luis Levar Con los peores indicadores de COVID-19, en la frontera norte, Baja California ve muy lejana su entrada a la llamada “nueva normalidad” , la cual de acuerdo con analistas consultados irá más allá de octubre, tomando en cuenta que aún falta un rebrote de la pandemia. De acuerdo con la Secretaría de Salud federal, con 4 mil 777 casos positivos, Baja California se colocó muy lejos de Sonora que con mil 650 casos ocupa el segundo sitio, mientras que por municipios Mexicali que registró 125 casos nuevos el jueves para llegar a 2 mil 257, mantiene fuerte su ascenso del tercero al segundo lugar nacional, seguido de Tijuana con 2,035 casos. En el caso de las defunciones, Tijuana se mantiene en el primer lugar nacional con 521 y la capital del Estado está en el séptimo sitio con 200. Por lo que toca a los otros municipios, Ensenada registra 262 casos positivos con 42 muertes; Tecate 162 positivos con 31 defunciones y Rosarito 57 casos con 11 fallecimientos. El consenso para Baja California es que solamente unas medidas más fuertes por parte de los gobiernos podrán controlar los flujos de personas en las calles o de lo contrario no se descarta que incluso las clases presenciales regresen hasta el año próximo, luego de presentarse las proyecciones del Instituto Tecnológico de Massachusetts, que apuntan a una tendencia ascendente hasta septiembre, indica el Centro de Estudios Económicos de Baja California en un reporte.. La Secretaría de Salud informó que ya suman 81 mil 400 casos de Covid-19, los cuales se encuentran dispersos en mil 424 municipios, 18 más que los reportados el miércoles. Según los datos abiertos que publica el gobierno federal, la Ciudad de México es la entidad con más fallecidos, al registrar 2 mil 44 decesos; en segundo puesto se encuentra el Estado de México con mil 456, en conjunto ambas entidades del centro del país concentran 3 mil 500 muertes. Por lo pronto esta mañana se informó que excepto Zacatecas, las entidades del país, se encuentran en riesgo máximo por la pandemia del COVID-19 en México. Con esta información es con la que comenzará la aplicación del semáforo federal que determinará qué actividades pueden reabrir en cada estado el próximo lunes 1 de junio. De acuerdo con esa herramienta, presentada por el Gobierno el 13 de mayo pasado, se usarán cuatro colores para señalar el estado de la pandemia en cada entidad: verde, amarillo, naranja y rojo. Cuando un estado está en rojo, este solo puede permitir el desarrollo de actividades esenciales, entre las que se encuentran la minería, la construcción y la fabricación de transporte. En el color naranja, se podrán retomar actividades no esenciales, pero a un nivel reducido. También se podrán reiniciar acciones en el espacio público, pero con la misma restricción. En esta etapa, la población vulnerable al COVID-19, es decir, personas con enfermedades crónicas y adultos mayores, podrán regresar al trabajo, aunque con protocolos especiales. El subsecretario Hugo López-Gatell subrayó que con el fin de la Jornada Nacional de la Sana Distancia, no termina la aplicación de las medidas sanitarias que, agregó, se tendrán que seguir incluso por años. "Las medidas pasan ahora a la vigilancia y control por parte de las 32 entidades federativas porque el mapa irá cambiando. Semanalmente cada estado será notificado cuál es su nivel de riesgo y cuáles son las actividades que corresponde reabrir", dijo.