Sábado, 31 de Octubre de 2020 12:39 p.m.

Redes Sociales

Planta de gas generaría nubes de metano en Ensenada

Compartir:

Investigadores mexicanos de la Universidad del Sur de California (USC) y del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE) expresaron a Crónica que la consulta pública que se realizará el domingo en Ensenada, para decidir si se amplía una planta estadounidense de licuefacción de gas metano en esa localidad, se ha impulsado de manera acelerada y sin información suficiente para los ciudadanos. El proyecto de la compañía Energía Costa Azul ofrece invertir en esa localidad mil 900 millones de dólares para transformar en líquido gas doméstico para exportación. Ese gas proviene de los excedentes de la extracción, en Estados Unidos, mediante la tecnología de fracking. Los investigadores Sergio Sañudo Wilhelmy y Laura Gómez Consarnau advierten que en todo el mundo las plantas de licuefacción de gas son calificadas como "súper emisoras" de metano, por producir grandes nubes de esas moléculas en las partes altas de los lugares donde operan. Ambos investigadores subrayan que en este momento, a menos de dos días de la consulta ciudadana es importante informar que, además de las ventajas que se difunden por la inversión y creación de empleos, la gente también tiene que saber que la operación implica riesgos de seguridad y es extremadamente nociva para el clima, ya que la mayoría del gas natural está compuesto de metano. Cada molécula de metano produce un calentamiento atmosférico 80 veces mayor que el CO2. Para profundizar en sus argumentación el doctor Sergio Sañudo habló telefónicamente con Crónica desde San Diego, donde trabaja como profesor de Ciencias Biológicas y Ciencias de la Tierra de la USC. “La información que exponemos está basada en los mejores estudios científicos y tenemos todas las referencias de lo que se ha encontrado en Estados Unidos con este tipo de plantas. Por ejemplo, cuando hablamos de que este tipo de plantas son super emisoras de gases de efecto invernadero nos basamos en estudios que hicieron con drones investigadores del Jet Propulsion Laboratory, de la NASA, y el Instituto Tecnológico de California (Caltech) quienes midieron y fotografiaron con drones que las concentración de gas metano era muy alto arriba de este tipo de instalaciones”. “Aunque desconocemos la cantidad de gas que procesará SEMPRA Energy en Ensenada, una planta similar en el estado de Oregón emitirá durante su funcionamiento un equivalente de 37 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera por año. Estas emisiones equivalen al CO2 producido anualmente por un millón de mexicanos. A una sola de esas plantas “súper emisoras” se le escapa la misma cantidad de gases de efecto invernadero que los generados en una ciudad”, detalló. Sañudo Wilhelmy recuerda que el metano, como todo gas, es difícil de contener y aunque no están advirtiendo que pudieran ocurrir explosiones sí tiene que haber mucha conciencia que la fuga de gas también implica la fuga de otras sustancias peligrosas para la salud, como el benceno, que es altamente cancerígeno. “Eso quizá no parece un riesgo mayor para personas que viven lejos, pero debe ser conocido por los habitantes de Ensenada, que son quienes vivirán junto a la instalación y quienes este domingo van a votar a favor o en contra de ella”, dijo el académico de USC. Además, argumentan los dos investigadores, la planta de Ensenada está instalada en un área geológica inestable como es la región de la Bahía de Salsipuedes, cerca de la única autopista que comunica a Ensenada con Tijuana. Difícil entender cómo se obtuvo la autorización de su construcción. Las consecuencias de un accidente en esa planta serían devastadoras para la economía de Baja California. (Tomado de Crónica de Hoy).