Miércoles, 3 de Marzo de 2021 7:45 p.m.

Redes Sociales

Arrancó construcción de nuevo parque industrial en San Diego, valorado en 100 mdd

Compartir:

Por Phillip Molnar San Diego, California, febrero 3 (San Diego Union-Tribune).-Ya comenzó la construcción de un parque industrial de 50 acres y una inversión de 100 millones de dólares cerca del cruce fronterizo oriental de San Diego con México. Se prevé que el proyecto Landmark at Otay aproveche la rápida industrialización cerca del puerto de entrada de Otay Mesa, así como las mejoras de las infraestructuras cerca de la frontera entre Estados Unidos y México y sus alrededores. Las empresas de Otay Mesa han podido beneficiarse del considerable aumento de las importaciones por camión procedentes de los fabricantes de Baja California. Desde hace varios años, muchos fabricantes estadounidenses han trasladado a México la fabricación subcontratada en Asia, lo que ha provocado un rápido crecimiento industrial cerca de los cruces fronterizos de San Diego y partes de Texas. El proyecto es una empresa conjunta al 50 por ciento de dos compañías del sur de California, Majestic Realty Co. con sede en City of Industry y Sunroad Enterprises con sede en San Diego. Se trata de su segundo proyecto conjunto, el primero de los cuales es el Majestic Sunroad Center, de unos 30 millones de dólares, en Otay Mesa, que está a punto de concluirse y se ha alquilado casi en su totalidad. Tom Simmons, vicepresidente de Majestic Realty Co., dijo que su empresa tiene la intención de mantener el proyecto Landmark en Otay “para siempre” y no estaba tratando de construir algo y venderlo rápidamente. Majestic también está construyendo instalaciones cerca de la frontera en Texas. “Encontramos, e invertimos estratégicamente, en mercados porque hay una historia detrás de un mercado”, dijo. “Definitivamente hay una historia detrás de Otay Mesa, (y eso es algo) de lo que Majestic está muy convencido. Es por eso que hemos pasado varios años trabajando en la expansión de nuestra huella ". Landmark at Otay tendrá cuatro edificios y será uno de los mayores parques industriales de la historia del condado de San Diego. Se espera que la construcción de los dos primeros edificios, uno de 216 140 pies cuadrados y otro de 153 630 pies cuadrados, esté terminada a finales de 2021. Simmons dijo que el calendario de construcción de los dos últimos edificios —de 240 975 pies cuadrados y 235 085 pies cuadrados— dependerá de las condiciones del mercado y de la rapidez de las aprobaciones. Las instalaciones estarán situadas cerca de la intersección de las autopistas 905 y 125, en un terreno que anteriormente estaba vacío. Está a un kilómetro y medio de la frontera, junto a la calle La Media. En el proyecto se comenzó a verter hormigón en enero, tras la finalización de la nivelación y las inspecciones ambientales y tribales. Simmons dijo que el proyecto costará al menos 100 millones de dólares, una cifra que podría aumentar porque se está construyendo según las especificaciones —lo que significa que se configurará el espacio en función de quién lo alquile— y eso podría suponer gastos adicionales. Está previsto que los edificios tengan techos de más de 9 metros, lo que permitirá un almacenamiento considerable. Se espera que los inquilinos sean similares a los que han firmado en el proyecto más pequeño de la empresa conjunta, Majestic Sunroad Center. Algunos de los inquilinos son Vidal Corp., una empresa de logística transfronteriza, y R.L Jones Customhouse brokers, un agente de aduanas. Los cambios en el cruce de Otay Mesa se están produciendo rápidamente. Algunos de los mayores movimientos recientes han sido la conversión de la Ruta Estatal 905 de California en una autopista y la creación de la instalación Cross Border Xpress, o CBX, que permite a los viajeros que salen del aeropuerto de Tijuana cruzar fácilmente a Estados Unidos. En mayo, el cruce fronterizo comenzó una remodelación de 137.2 millones de dólares que ampliará su capacidad de seis carriles a 12 y realizará otras mejoras para modernizarse. En diciembre, las autoridades estatales adjudicaron 65 millones para mejoras en el cruce de Otay Mesa. El proyecto incluirá la ampliación de la calle La Media, que costará unos 43 millones de dólares, y las obras de construcción y planificación de un tercer paso fronterizo. El aumento del negocio en Otay Mesa llevó a la venta de 2020 Piper Ranch por 109 millones de dólares en diciembre por parte de Black Creek Group, con sede en Denver. El edificio de 601 417 pies cuadrados, uno de los más grandes del condado de San Diego y el mayor de Otay Mesa, se construyó en 2003 y está a unos 2 kilómetros del puerto de entrada de Otay Mesa. A diferencia de Landmark en Otay, está repartido en un solo edificio, en lugar de cuatro separados. El cambio hacia México, lejos de Asia, para las empresas estadounidenses comenzó durante la guerra comercial entre Estados Unidos y China de la administración Trump. Otros factores han continuado la tendencia: una desaceleración en las cadenas de suministro de las naciones asiáticas durante la pandemia de COVID-19, así como el Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá, o USMCA, firmado a finales de 2019. Ese acuerdo da beneficios a las naciones miembros para importar de los vecinos en lugar de en el extranjero, en un proceso llamado nearshoring. Miro Copic, profesor de negocios de San Diego State University, dijo que los recientes problemas en los principales puertos de Los Ángeles y Long Beach ilustran los beneficios de la subcontratación más cerca de casa. Según The Los Angeles Times casi 700 estibadores de los puertos habían contraído COVID-19 a finales de enero y su ausencia provocó importantes ralentizaciones en las importaciones procedentes de naciones asiáticas y otras. “Así que cuando tienes algo enviado desde el extranjero, y tienes problemas de COVID y un montón de circunstancias diferentes que pueden interrumpir la cadena de suministro”, dijo, “subir a través de México es en realidad bastante eficiente”. Otay Mesa también es un cruce utilizado por los peatones, pero no es tan concurrido como el puerto de entrada de San Ysidro, que conduce al centro de Tijuana. El cruce de Otay Mesa conduce al vecindario de Nueva Tijuana, que está menos urbanizado que otras partes de la ciudad. Sin embargo, está a unas 1.5 millas de la nueva comunidad planificada Alameda Otay, que aún está en construcción, pero que ya tiene abiertas muchas tiendas y nuevos condominios en venta. Más importante aún para los promotores industriales, el lado mexicano del cruce está cerca de muchas de las fábricas de la ciudad, también llamadas maquiladoras. La agencia de Desarrollo Económico de Tijuana dijo que más de 60 mil personas están empleadas en la fabricación de productos electrónicos, 14 600 en la fabricación de automóviles y 42 mil en la fabricación de dispositivos médicos. Un informe del tercer trimestre de 2020 de la empresa inmobiliaria CBRE dijo que la demanda sigue siendo alta para el espacio industrial en Tijuana, con una tasa de vacantes del 2.8 por ciento. (Imagen Sunroad Enterprises)