Miércoles, 3 de Marzo de 2021 6:52 p.m.

Redes Sociales

Biden priorizará ayuda a pequeñas empresas ante crisis por COVID-19

Compartir:

Washington, DC, febrero 22 (VOA).- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció el lunes una serie de cambios a un programa gubernamental que da créditos a las empresas para ayudarlas a mantenerse a flote en medio de la crisis económica provocada por la pandemia del COVID-19. Biden dijo que aumentará el presupuesto del Programa de Protección de Salarios (PPP, por su siglas en inglés), creará un periodo de 14 días -a partir del próximo miércoles- de solicitud exclusiva para negocios que tengan menos de 20 empleados y quitará barreras para que más interesados pueden acceder a las ayudas. El objetivo de estos cambios, dijo el presidente en una breve alocución desde la Casa Blanca, es asegurarse de que la ayuda llegue a negocios pequeños y no sólo a grandes empresas. “Cuando se aprobó el PPP, muchos negocios pequeños fueron dejados de lado por compañías más grandes que se saltaron la fila”, sostuvo el presidente. El programa, aprobado durante el gobierno del expresidente Donald Trump como parte del primer paquete de estímulo para hacer frente a la pandemia, ha estado envuelto en polémica después de que se encontró que la mayor parte de los fondos fueron acaparados por grandes negocios. Más de la mitad de los 525.000 millones de dólares aprobados para entregar a empresas hasta noviembre del 2020 fueron a solo el 5% de los beneficiarios, según reportó en su momento el diario The Washington Post. Además, cuatro millones de dólares en créditos fueron destinados a negocios propiedad o relacionados con la Organización Trump y la familia del expresidente. “Vamos a asegurarnos que cada dólar sea bien gastado”, dijo Biden el miércoles y añadió que, con estas reformas, le resultará más sencillo acceder a créditos a los empresarios que tienen un negocio de una sola persona. El 98% de las empresas en EE.UU. tienen menos de 20 empleados y los pequeños negocios emplean a casi la mitad de todos los trabajadores en EE.UU., dijo la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki en una rueda de prensa el lunes. La pandemia ha golpeado duramente a estas empresas, obligado a casi medio millón de ellas a cerrar permanentemente.