Domingo, 24 de Enero de 2021 10:36 a.m.

Redes Sociales

Cerca de 40 mil empleos perdidos y fuga de capitales en Tijuana; Sedeti se reunió con CCE

Compartir:

Por Oscar Tafoya Arturo Pérez, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico de Tijuana (Sedeti), se reunió con el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de la ciudad, donde según dijo, el gobierno otorgará mayores oportunidades de empleo e inversión, las cuales empeoraron derivado de la crisis sanitaria. A través una reunión virtual, Pérez habló con Gabriel Camarena Salinas, que preside el CCE sobre la intención de trabajar en coordinación con los empresarios para sacar adelante la economía de Tijuana. En un comunicado, Sedeti plantea que impulsará acciones para el crecimiento de la ciudad, sin embargo, en la realidad ha sido rebasado por la pandemia que provocó la perdida de más de 38 mil empleos y una brutal caída de la inversión extranjera directa. De acuerdo con el INEGI, contrario a lo que han tratado de maquillar las autoridades municipales sobre el mercado laboral de Tijuana, la situación es crítica ya que tan solo en el último año se perdieron 38 mil 432 empleos. La encuesta del INEGI, en el tercer trimestre de 2020, agrega que más de 16 mil trabajadores no tienen empleo ni esperanzas de encontrarlo, lo cual se respalda con el hecho de que por agregado, 157 mil 367 tijuanenses, la mayor cifra de la historia, salieron del mercado de trabajo debido a la escasa oferta y además sin garantía de encontrar ocupación una vez pasada la pandemia. Asimismo, otro indicador que muestra la crisis en el mercado laboral de Tijuana es que el 63.8% de quienes se mantienen ocupados, algo más de 553 mil, lo hacen con ingresos que van de menos de 1 a 2 Salarios Mínimos por la jornada de trabajo, por lo que necesitan trabajar más para sostener a su familia. Por otra parte, el Registro Nacional de Inversión Extranjera (RNIE) indica que los capitales foráneos hacia Baja California se cayeron 92% anual en el tercer trimestre de 2020, es decir, aunque el dato es estatal, Tijuana tiene la mayor participación en esta variable. Los datos de inversión extranjera directa (IED) para el Estado, confirman la ausencia de una política económica que sumada a la pandemia por COVID-19, dieron como resultado una captación de 17 millones de dólares entre los meses julio-septiembre del presente año, el monto más bajo en la historia de la entidad para un tercer trimestre.