Sábado, 18 de Septiembre de 2021 9:28 p.m.

Redes Sociales

Empresarios en San Diego tienen dificultades para encontrar trabajadores

Compartir:

Por Mike Freeman San Diego, California, junio 20 (San Diego Union-Tribune).- Los empleadores del condado de San Diego informaron de las escasas cifras de contratación en mayo, ya que las empresas siguen luchando por encontrar trabajadores tras la pandemia. Las empresas locales añadieron 2000 puestos de trabajo el mes pasado, y la mayor parte de las contrataciones procedieron de hoteles y restaurantes. El empleo gubernamental también aumentó, mientras que los sectores de servicios profesionales, construcción y manufactura perdieron trabajadores. “En mayo, las empresas de San Diego se enfrentaron a dos limitaciones”, afirmó Lynn Reaser, economista jefe de la Universidad Nazarena de Point Loma. “Muchas no pudieron abrir del todo y otras más no pudieron encontrar empleados. Cubrir las vacantes será ahora el principal reto de San Diego en los próximos meses”. El desempleo en el condado bajó al 6.4% en mayo, frente al 6.7% de abril, según un nuevo informe del Departamento de Desarrollo del Empleo del estado publicado el viernes. El año pasado, la tasa de desempleo de mayo fue del 15.6%. Incluso con la mejora que viene de la pandemia, la tasa de desempleo de San Diego se mantuvo muy por encima de aproximadamente el 3 por ciento visto durante gran parte de 2019 antes de los cierres de COVID-19. “Me decepcionaron mucho las cifras”, dijo Phil Blair, jefe de la agencia de personal Manpower West en San Diego. “Hemos añadido 2000 puestos de trabajo. Eso no es nada en esta recuperación”. Aunque los hoteles y los restaurantes aumentaron la contratación, todavía están muy por detrás de los niveles de empleo anteriores a la pandemia. Los hoteles siguen estando a 11 mil trabajadores de los totales de 2019, mientras que los restaurantes y bares tienen 25 mil trabajadores menos. “La hostelería y el ocio están mendigando empleados”, dijo Blair. “La industria manufacturera está mendigando empleados. La gente está pagando cuotas de referencia. Están pagando primas de contratación. Están subiendo el sueldo entre un 10 por ciento y un 20 por ciento, y siguen sin conseguir trabajadores”. Los economistas y expertos en empleo citan varios factores que dificultan la contratación. Entre ellos, el aumento de trabajadores que se quedan en casa por las necesidades de cuidado de los niños, sobre todo las mujeres. Los trabajadores de más edad deciden jubilarse, reducir las horas de trabajo o buscar un trabajo contratado. Después de los cierres de COVID-19, el 39 por ciento de los trabajadores de San Diego encuestados por la empresa global de contratación Robert Half declararon estar más quemados ahora que un año antes, frente al 25 por ciento de una encuesta similar realizada en 2020. Además, los cheques de estímulo federal, junto con el aumento de las prestaciones federales de desempleo de 300 dólares semanales que expiran en septiembre, pueden haber aliviado cualquier urgencia de los trabajadores por aceptar trabajos que no les gustan. “Los trabajadores están en el asiento del conductor en este momento”, dijo Christopher Thornberg, socio fundador de Beacon Economics. “No se trata solo de ofertas de empleo. Las bajas voluntarias están en su punto más alto, en función de la confianza de la gente”. “Están buscando el trabajo que quieren, uno que les proporcione una trayectoria profesional”, continuó, “y tienen los medios y la oportunidad de tomarse su tiempo para encontrarlo”. En una encuesta reciente, Robert Half descubrió que el 27 por ciento de los trabajadores de San Diego planean buscar un nuevo puesto en los próximos meses, siendo las principales razones un aumento de sueldo y mayores oportunidades de progreso. John Asdell, vicepresidente de Robert Half en San Diego, espera que el impulso de la contratación aumente ahora que California ha levantado la mayoría de sus restricciones de COVID-19 a partir del 15 de junio. “Hay 9.3 millones de puestos de trabajo abiertos en Estados Unidos”, dijo Asdell. “Es la cifra más alta desde que la Oficina de Estadísticas Laborales comenzó a controlar esta estadística. Espero ver mayores ganancias (en el empleo de San Diego) en los próximos meses”. Aun así, la contratación en San Diego parece haber perdido algo de impulso en abril y mayo, dijo Kelly Cunningham, economista del Instituto de Investigación Económica de San Diego. “Mirando los datos hasta mayo, parece que se está retrasando”, dijo. “Hay varias razones para ello: la economía no se ha reabierto del todo y se siguen pagando prestaciones de desempleo que son bastante generosas”. El empleo total del condado de San Diego alcanzó en mayo el 92 por ciento de los máximos anteriores a la pandemia. Esta cifra es inferior a la de California y Estados Unidos, que alcanzaron el 93 por ciento y el 95 por ciento, respectivamente. Thornberg, de Beacon Economics, considera que la actual escasez de trabajadores es la continuación de una tendencia de endurecimiento del mercado laboral que se remonta a 2016, y que ha dado lugar a un aumento de los salarios y a una mayor participación de la mano de obra a lo largo de los años. No espera que la oferta de mano de obra coincida con la demanda en breve. “El resultado neto es que los negocios van a tener que pensar en cómo reconstruir mi negocio de una manera que no requiera tanta mano de obra como solía usar”, dijo. “Eso significa que los restaurantes tendrán que optar por el fast-casual, en el que se pide en un mostrador en lugar de que venga un camarero a ayudarte”. (Imagen Silvia Razgova/Los Angeles Times)