Sábado, 18 de Septiembre de 2021 9:19 p.m.

Redes Sociales

Gobernador pide a californianos reducir voluntariamente consumo de agua ante sequía

Compartir:

Por Taryn Luna Sacramento, California, julio 8 (San Diego Union-Tribune).- El gobernador Gavin Newsom pidió a los californianos reducir voluntariamente el consumo de agua en los hogares en un quince por ciento en comparación con el año pasado, ya que las condiciones de sequía empeoran y las temperaturas siguen aumentando en todo el estado y el oeste de Estados Unidos. El jueves, el gobernador también extendió su estado de emergencia regional por sequía para activarlo en 50 condados de California, que representan aproximadamente el 42 por ciento de la población del estado. La orden no se activó en San Diego ni a otros siete condados. “Tenemos la esperanza de que la gente adopte la mentalidad que mostró en la última sequía y la extienda en el futuro con una reducción voluntaria del quince por ciento, no solo en las residencias sino en las operaciones comerciales industriales y agrícolas”, dijo Newsom en una conferencia de prensa en el condado de San Luis Obispo. A dos meses de las elecciones, el gobernador se ha abstenido de decretar el estado de emergencia en todo el estado de California o de imponer restricciones de agua mientras la sequía cubre el estado. El gobernador y sus colaboradores han rechazado la necesidad de tomar medidas más drásticas, alegando que los recursos hídricos varían en las distintas partes del estado y que no todos los 58 condados están en situación de emergencia. La orden de emergencia regional del gobernador proporciona una vía para que la Junta Estatal de Control de Recursos Hídricos imponga restricciones de agua potencialmente impopulares. La declaración también facilita a los condados la coordinación del suministro de agua con el estado y reduce algunas normas medioambientales. La Junta Estatal de Control de los Recursos Hídricos emitió avisos de restricción a los titulares de derechos de agua en la cuenca del río Ruso a principios de este mes, y ha advertido a los titulares de derechos de la no disponibilidad de agua en la cuenca del río Scott, la cuenca del delta de Sacramento-San Joaquín y otras áreas a la luz de la disminución de los suministros. California se encuentra en medio de un año especialmente seco, debido a unas precipitaciones por debajo de la media y a la escasez de nieve en las Sierras Nevada. Newsom añadió el jueves los condados de Inyo, Marin, Mono, San Mateo, Santa Bárbara, Monterey, San Luis Obispo, Santa Clara y Santa Cruz a su orden de emergencia regional. La orden original del gobernador del 21 de abril se aplicaba a los condados de Mendocino y Sonoma antes de añadir otros 39 condados el 10 de mayo. Solo Imperial, Los Ángeles, Orange, Riverside, San Bernardino, San Diego, San Francisco y Ventura no están bajo el estado de emergencia regional por sequía en este momento. Algunas comunidades locales han intensificado sus propias normas de conservación del agua en los hogares, y los funcionarios esperan más restricciones urbanas en ciertas partes del estado. Si se consigue, una reducción voluntaria del 15 por ciento del agua en todo el estado permitiría ahorrar unos 850 mil acres-pie de agua, lo que es suficiente para abastecer a 1.7 millones de hogares durante un año, según la oficina del gobernador. (Imagen de Brian van der Brug/Los Angeles Times)