Sábado, 18 de Septiembre de 2021 10:39 p.m.

Redes Sociales

El incendio de Dixie se vuelve el más grande en California

Compartir:

Por Hayley Smith Los Ángeles, California, julio 25 (LATIMES).- A medida que el fuego de Dixie se convierte en el incendio forestal más grande del año en California, surgen nuevas preguntas sobre cómo los funcionarios han manejado el fuego de Tamarack, ubicado cerca de la frontera del estado de Nevada. En una carta dirigida a la jefa del Servicio Forestal de los Estados Unidos, Vicki Christiansen, el representante Tom McClintock (republicano por Elk Grove) preguntó por qué el incendio de Tamarack, en el Bosque Nacional Humboldt-Toiyabe, se colocó bajo el “estado de monitoreo” durante varios días después de su descubrimiento. "¿Por qué se tomó esta decisión?”, McClintock escribió. "¿Qué autoridad legal autorizó [al Servicio Forestal] para permitir que este incendio ardiera en lugar de optar por la supresión total inmediata?”. Hasta el viernes por la mañana, el fuego de Tamarack había aumentado a 58,417 acres con solo un 4% de contención, informó el Servicio Forestal. A principios de esta semana, se expandió sobre la frontera del estado de Nevada por primera vez, y el jueves por la tarde, provocó un incendio de 2,500 acres cerca de la autopista 395 que aún está creciendo. En una actualización del incidente, los funcionarios del Servicio Forestal indicaron que el fuego de Tamarack comenzó el 4 de julio, después de que un rayo cayera en el Desierto de Mokelumne “en una cresta rocosa con combustibles dispersos y barreras naturales para la propagación del fuego”, y señalaron que había varios otros incendios de alta prioridad ardiendo en ese momento. El 16 de julio, “los fuertes vientos provocaron una rápida propagación del incendio cuesta abajo”, explicó la agencia, y “con este cambio en el fuego, los recursos se enviaron rápidamente al sitio”. Próximamente se darán a conocer más detalles sobre la estrategia de manejo del incendio, comentó la portavoz del Servicio Forestal de Estados Unidos, Erica Hupp, y señaló que los equipos actualmente permanecen enfocados en manejar el crecimiento significativo del fuego y proteger a las comunidades cercanas. El incendio ha provocado evacuaciones de residentes en los condados de Alpine y de Douglas en Nevada. También se emitieron advertencias de evacuación en Lyon, ubicado en el mismo estado. “Nuestra intención es mantenerlo completamente informado sobre la actividad del fuego y nuestros esfuerzos de extinción a medida que avanza el incidente”, puntualizó el Servicio Forestal. Sin embargo, incluso mientras los equipos combaten los incendios de la región, el fuego de Dixie en los condados de Butte y Plumas continúa creciendo. El viernes, el incendio aumentó a 142,940 acres, informó el Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California, lo que representa una expansión de aproximadamente 30,000 acres durante la noche. Solo está contenido en un 18%, comentaron los funcionarios. El fuego ahora ha superado el incendio más grande anterior del estado, el del Complejo de Beckwourth de 105,000 acres, el cual ahora está casi completamente contenido. Las brasas azotadas por el viento del incendio de Dixie también comenzaron el denominado incendio de Fly, que ha crecido a 1,650 acres sin contención, lo que provocó evacuaciones adicionales. Durante una reunión comunitaria informativa el jueves por la noche, el comandante adjunto de incidentes en Cal Fire, Chris Waters, indicó que el incendio de Dixie no se parece a nada que haya experimentado en más de dos décadas de lucha contra fuegos forestales. “Las condiciones de comportamiento del incendio que enfrentamos en este momento son realmente sin precedentes, y cuenta con niveles históricos”, subrayó, y agregó que los incendios de largo alcance, algunos de hasta cinco millas, están “más allá de lo que he visto en mi carrera”. Los combustibles, incluida la vegetación muerta y verde, se encuentran en niveles de sequedad que no se ven típicamente hasta mucho más tarde en el año, explicó, y el fuego está liberando cantidades extremas de energía en forma de gigantescas columnas de humo y nubes de pirocumulonimbus. Las condiciones empeorarán este fin de semana, según la meteoróloga de incidentes de incendios de Dixie, Julia Ruthford. Los niveles de humedad que se elevan sobre el fuego ya son de un solo dígito, mientras que las ráfagas de viento a lo largo de las cúspides más altas del área alcanzan las 40 mph. “Durante la semana pasada, hemos visto una combinación muy crítica de diferentes elementos que alimentan el fuego y esa tendencia continúa”, puntualizó Ruthford. “Desafortunadamente, ese patrón crítico continuará y de hecho empeorará durante los próximos días”. Los equipos de bomberos de este fin de semana lidiarán con condiciones aún más secas, a medida que las temperaturas aumenten en al menos cinco grados, agregó Ruthford, y señaló que las condiciones inestables también permitirán que las columnas de humo crezcan aún más, mientras avancen los vientos el viernes y el sábado. “Realmente desearía tener mejores noticias, algo bueno para el pronóstico”, comentó, “pero parece que en verdad nos esperan unos tres días muy críticos”. Se han emitido órdenes de evacuación y advertencias relacionadas con los incendios de Dixie y Fly en gran parte de los condados de Butte y Plumas. Las áreas afectadas se pueden ver aquí. Las mascotas en el refugio de animales de Plumas, en Mill Creek Road, deberán ser recogidas si la advertencia de evacuación de East Quincy se vuelve obligatoria, comentaron las autoridades el viernes. La Oficina del Sheriff de Tehama también ha emitido advertencias de evacuación para áreas en el camino del incendio. Y aunque el fuego de Dixie se ha convertido en el incendio más grande de California en lo que va del año, no tiene ni la mitad del tamaño del enorme fuego de Bootleg en Oregon, que el viernes aumentó a más de 400,000 acres. El fuego provocado por un rayo, actualmente el incendio más grande en Estados Unidos, inició el 6 de julio. En las semanas que siguieron, destruyó las líneas de electricidad, casi descarrilaba la red eléctrica de California y envió humo a gran parte del continente. Hasta el viernes, el incendio de Bootleg estaba contenido en un 40%. (Foto Noah Berger / Associated Press )