Jueves, 23 de Septiembre de 2021 4:57 a.m.

Redes Sociales

Variante Delta del COVID-19 se propaga rápidamente en California

Compartir:

Por Rong-Gong Lin II, Luke Money y Alex Wigglesworth Los Ángeles, California, junio 28 (LATIMES).- La variante Delta del coronavirus es ahora la tercera más común en California, según nuevos datos, lo que subraya el peligro de la cepa altamente contagiosa para las personas que no se han vacunado contra el COVID-19. La variante constituye el 14.5% de los casos de coronavirus de California analizados en lo que va de junio, frente al 4.7% de mayo, cuando era la cuarta variante más identificada en California, según los datos publicados por el Departamento de Salud Pública de California. Los expertos afirman que la variante Delta supone una mayor posibilidad de infección para las personas no vacunadas si se exponen a ella. La variante, identificada por primera vez en la India, puede ser dos veces más transmisible que las cepas convencionales de coronavirus. Ha sido la responsable del aumento de casos registrado recientemente en la India, Reino Unido y otros países. Pero las personas vacunadas están bien protegidas contra la variante Delta. Un estudio reciente descubrió que el ciclo completo de dos dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech era un 88% eficaz contra la enfermedad sintomática causada por la variante Delta y un 96% de protección contra la hospitalización. No existe un consenso científico generalizado sobre si la variante Delta tiene más probabilidades de causar una enfermedad más grave que otras cepas. El aumento de Delta se produce cuando la cepa dominante en California, Alpha, identificada por primera vez en Reino Unido, podría haber alcanzado su punto máximo. En mayo, la variante Alfa representó el 58.4% de los casos de coronavirus analizados en California. La proporción de Alpha descendió en junio, y ahora representa el 37.7% de los casos analizados, que sigue siendo la variante principal, pero con una proporción mucho menor. La variante Gamma, identificada por primera vez en Brasil, también se está viendo con más frecuencia en California. En mayo, la variante representaba el 10.1% de los casos analizados. Ahora representa el 21.6% de los casos, pero Delta sigue creciendo a un ritmo más rápido. El condado de Los Ángeles, el más poblado del país, ha confirmado 123 casos de la variante Delta, 49 de ellos entre residentes de Palmdale y Lancaster. Catorce casos de la variante Delta se dieron en personas de un mismo hogar. Los datos del condado de Los Ángeles sugieren que las vacunas siguen siendo abrumadoramente eficaces para proteger a las personas contra la variante Delta, así como contra otras variantes conocidas. De los 123 casos confirmados de la variante Delta en el condado, el 89% de ellos se produjeron entre personas que no estaban vacunadas contra el COVID-19, y el 2% entre las que estaban parcialmente vacunadas. Nadie ha muerto por la variante Delta en el condado de Los Ángeles. Las pocas personas totalmente vacunadas que se han infectado con la variante Delta “experimentaron una enfermedad relativamente leve”, dijo la Directora de Salud Pública del Condado de Los Ángeles, Bárbara Ferrer. Casi todas las personas que han muerto en el condado de L.A. de COVID-19 no estaban vacunadas. Los datos publicados por el condado muestran que el 99.8% de las muertes por COVID-19 entre el 7 de diciembre y el 7 de junio se produjeron entre personas no vacunadas. “Si estás totalmente vacunado, tienes mucha protección”, dijo Ferrer, añadiendo que para el “número muy pequeño” de individuos que contrajeron la variante Delta a pesar de la vacunación, “realmente no tuvieron una enfermedad grave. ... Se trata de una pandemia de personas no vacunadas”. Los resultados de los brotes de la variante Delta en otros lugares también respaldan la eficacia de las vacunas. En Israel, un brote de la variante Delta es “impulsado principalmente por los no vacunados”, tuiteó el Dr. Ashish Jha, decano de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Brown. Algunas personas vacunadas en Israel se han infectado “porque ninguna vacuna es 100% eficaz”, escribió Jha. Pero las infecciones que están rompiendo la inmunidad proporcionada por las vacunas están causando enfermedades leves. “Lo que está ocurriendo en Israel es que las vacunas funcionan exactamente como todos esperábamos”, escribió Jha. En Sudáfrica, el presidente Cyril Ramaphosa anunció el domingo un amplio conjunto de nuevas restricciones al coronavirus, incluyendo toques de queda y cierres de escuelas, ya que el país se enfrenta a otro aumento de casos que amenaza con superar los dos picos anteriores. La variante Delta, descubierta por primera vez en la India, parece estar impulsando el nuevo incremento en Sudáfrica, dijo Ramaphosa. Sudáfrica registró el domingo más de 15.000 nuevos casos de coronavirus, incluyendo 122 muertes, lo que eleva su número total de víctimas mortales a casi 60.000. Mientras tanto, los datos publicados por California muestran que el porcentaje de la población analizada que tiene anticuerpos contra el coronavirus -un signo de inmunidad a COVID-19- también está aumentando. Entre el 16 de mayo y el 12 de junio, el 85.9% de los californianos que se sometieron a las pruebas de detección de anticuerpos contra el coronavirus los tenían, un signo prometedor de una creciente inmunidad, ya sea por la inmunización o por la exposición pasada al virus. Esta cifra es superior al 76.6% calculado durante un período de cuatro semanas en mayo. Los expertos han calculado que es necesario que entre el 70% y el 85% de la población tenga inmunidad para que una región desarrolle la “inmunidad de rebaño” contra el COVID-19, que interrumpe la transmisión sostenida del virus. Las autoridades siguen instando a todo el mundo a vacunarse contra el COVID-19, incluidas las personas que han sobrevivido a una infección anterior. Los expertos afirman que la inmunidad proporcionada por la vacunación es más sólida y duradera que la inmunidad por una infección. La variante Delta, altamente infecciosa, está dificultando la tarea de conseguir la inmunidad de grupo. Con las cepas convencionales de coronavirus, es necesario que el 71% de la población sea inmune para que una región alcance la inmunidad de rebaño e interrumpa la transmisión del virus, expuso el Dr. George Rutherford, epidemiólogo de la UC San Francisco. Pero una variante como la Delta -por ser tan transmisible- aumentaría ese umbral hasta, por ejemplo, el 84%, dijo. La variante Delta también se está extendiendo por todo el país. Entre el 9 y el 22 de mayo, la variante Delta representó menos del 3% de las muestras de coronavirus analizadas en todo el país. Pero del 6 al 19 de junio, esa proporción aumentó a más del 20%. El Dr. Anthony Fauci, principal experto en enfermedades infecciosas del gobierno de Estados Unidos, calificó la cepa como “actualmente la mayor amenaza en EE.UU para nuestro intento de eliminar el COVID-19". (Imagen de Los Angeles Times)