Domingo, 9 de Mayo de 2021 1:26 a.m.

Redes Sociales

San Diego mantiene restricciones a restaurantes y gimnasios

Compartir:

Por Greg Moran San Diego, California, marzo 4 (San Diego Union-Tribune).- Un juez del Tribunal Superior de San Diego rechazó una solicitud de dos restaurantes y dos gimnasios para detener la aplicación de las restricciones impuestas por el estado a sus operaciones, destinadas a frenar la propagación del coronavirus, concluyendo que las normas del estado son un esfuerzo legítimo y legal para proteger la salud pública durante la pandemia. El fallo emitido por el juez Kenneth Medel denegó la solicitud de una orden judicial preliminar de las empresas. En gran medida, se trata de una sentencia anterior, dictada en noviembre, en la que Medel desestimó una solicitud de orden judicial inmediata que habría permitido el funcionamiento de las empresas. Los negocios buscaban una sentencia que les permitiera reabrir sus operaciones en interiores. Afirmaban que el Plan estatal para una economía más segura, un sistema codificado por colores que delimita cuándo y hasta qué punto pueden reabrirse los negocios y otras actividades en los condados, era demasiado amplio y constituía un abuso de poder del Estado. También dijeron que el plan ignoraba los datos sobre dónde y cómo se estaba propagando el virus, y que los frecuentes cambios y modificaciones del plan eran confusos y provocaban problemas financieros e incertidumbre a las empresas. El estado respondió que, según la ley, el estado tenía una amplia autoridad para regular las actividades durante una crisis de salud pública, y que la única cuestión era si las regulaciones estaban racionalmente relacionadas con el interés del gobierno en frenar la pandemia. Según los abogados del Estado, el desmantelamiento de una parte de los esfuerzos del Estado para luchar contra la pandemia que restringía las reuniones en interiores, como las cenas y los ejercicios, suponía un daño potencial mayor para el público que si se dejaban las restricciones. Al final, Medel se puso del lado del Estado. Dijo que el proyecto y otras órdenes de salud pública “exponen una justificación que es plausible y está claramente relacionada con el interés estatal imperioso de frenar la propagación de una enfermedad mortal”. Aunque reconoció que existe un desacuerdo entre los expertos sobre la mejor manera de luchar contra la pandemia, dijo que la cuestión jurídica era si el enfoque del Estado tenía una base racional. Los restaurantes y los gimnasios plantean sus propios retos en la lucha contra el virus, dijo Medel. “Los restaurantes y los gimnasios son entornos que pueden facilitar la propagación del COVID-19", escribió. “Los restaurantes reúnen a personas de diferentes hogares durante largos periodos de tiempo y exigen que se quiten la protección de la cara para comer y beber. Del mismo modo, los gimnasios reúnen a personas de diferentes hogares para realizar actividades que suelen implicar una fuerte respiración en áreas cerradas”. Un abogado de los restaurantes y gimnasios no respondió a una solicitud de comentarios por correo electrónico a primera hora de la tarde del miércoles. Fuera de la sala, puede haber un alivio en el camino para algunos negocios . Las métricas de COVID-19 del condado siguen disminuyendo, aunque el condado sigue estando en el nivel púrpura más restrictivo. La tasa de casos del condado, una medida del número de casos por cada 100 mil residentes, se mantiene justo por encima del umbral para pasar al nivel rojo menos restrictivo. Este nivel permite algunas operaciones de comedor y gimnasio en interiores. https://www.sandiegouniontribune.com/en-espanol/noticias/ut-espanol/articulo/2021-03-03/juez-de-san-diego-mantiene-las-restricciones-a-los-comedores-y-gimnasios