Domingo, 20 de Junio de 2021 3:38 a.m.

Redes Sociales

Proyectos del Corredor Transístmico quedarán a cargo de Semar: López Obrador

Compartir:

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó este domingo que las obras y proyectos del Corredor Transístmico no se concesionarán a particulares y, por el contrario, se quedarán a cargo de la Secretaría de Marina. Al terminar su gira de supervisión en las refinerías de Tabasco, Veracruz y Oaxaca, el mandatario colgó en sus redes sociales un mensaje en el que informó sobre su decisión. "No se va a concesionar a particulares y mucho menos a extranjeros, es un asunto de soberanía, esto lo va a manejar el Estado mexicano y lo va a cuidar la Secretaría de Marina", refirió. El mandatario insistió en su decisión de rehabilitar los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos, así como la vía del ferrocarril, además de crear 10 parques industriales en Oaxaca con el fin generar empleos y bienestar. Explicó que obras como el Corredor Transítsmico, cuando sean terminadas, se van a dejar encomendadas a dependencias gubernamentales "por el bien y por el progreso del país". Detalló que la inversión del rompeolas de Salina Cruz será de 4.600 millones de pesos (230 millones de dólares) y subrayó que los recursos provendrán del gobierno y no se va a recurrir a ningún tipo de financiamiento privado. Destacó que se tiene el dinero necesario para este tipo de proyectos debido a que no hay corrupción en el gobierno "ahí está la clave de todo", dijo. Recordó que en su gobierno se está ahorrando y no hay lujos como, según dijo, ocurría en otras administraciones. Afirmó que las obras que involucran el corredor transístmico significan empleo, bienestar y desarrollo para el país "como lo soñó Benito Juárez y lo convirtió en realidad Porfirio Díaz", concluyó. El proyecto transístmico pretende modernizar los puertos de Salina Cruz (Oaxaca) y Coatzacoalcos (Veracruz) y la recuperación de la vía férrrea entre ambos puntos, de unos 300 kilómetros, a fin de reducir el tiempo de transporte de mercancías en relación con el Canal de Panamá. Sin embargo, este tipo de obras han sido rechazados por activistas e indígenas mexicanos quienes consideran que megaproyectos como este invaden sus territorios y dañan el medio ambiente.