Domingo, 20 de Junio de 2021 2:31 a.m.

Redes Sociales

Después de la pandemia: mayoría de empresas en San Diego no ofrecerán trabajo a distancia

Compartir:

Por Brittany Meiling San Diego, California, mayo 12 (San Diego Union-Tribune).- A pesar de las interminables especulaciones durante los oscuros días de la pandemia de coronavirus, resulta que el trabajo desde casa puede no ser permanente para muchos empresarios de San Diego. Eso es lo que dice un exhaustivo informe publicado por la principal agencia de transporte y planificación del condado, la Asociación de Gobiernos de San Diego, que encuestó a 577 empresas y a más de 1000 empleados. La encuesta se realizó a finales del primer trimestre, aproximadamente un año después del cierre inicial. Sus conclusiones pueden sorprender a quienes suponían que las reuniones de Zoom y las mesas de comedor eran el futuro del trabajo. El informe, de 130 páginas, revela que, aunque muchas empresas tienen previsto permitir una mayor flexibilidad que en los días anteriores a la pandemia, la gran mayoría no espera que su personal trabaje desde casa a tiempo completo después de la pandemia. Solo el 10 por ciento de las empresas encuestadas espera que la mayor parte de su personal (el 75 por ciento) trabaje a distancia tres o más días a la semana. Un poco más esperaba que su personal trabajara a distancia una vez a la semana. La gran mayoría, sin embargo, dijo que no ofrecería trabajo a distancia en absoluto. “Descubrimos que la mayoría de las empresas creen que el trabajo a distancia será menos frecuente después de la pandemia que en su momento álgido”, dijo Antoinette Meier, directora de movilidad e innovación de SANDAG, en un comunicado. “Dicho esto, más empresarios han considerado el teletrabajo como una opción viable. Mientras seguimos planificando un futuro de transporte más rápido, justo y limpio para todos, se estudiará el teletrabajo para determinar su impacto en cómo y cuándo la gente se desplaza por la región.” Entonces, ¿por qué muchos empresarios esperan que vuelva el trabajo a distancia? En su mayoría, los empresarios informaron de que el trabajo a distancia no era posible para su tipo de industria. Muchos de los sectores que no permiten el trabajo desde casa son lugares de trabajo que nunca llegaron a ser totalmente remotos, como la fabricación, el comercio minorista y el sector de la hostelería. Pero muchos de los trabajadores que se convirtieron en remotos a mitad de la pandemia están volviendo en gran medida al trabajo en persona, como los que trabajan en servicios administrativos (que han bajado del 72 por ciento al 57 por ciento) y en la educación (del 63 por ciento al 42 por ciento). La opción de trabajar desde casa es mucho más frecuente en ciertos campos como los servicios profesionales, que incluyen ingenieros, publicistas, contables y muchos trabajos de cuello blanco. El 78 por ciento de estos empleadores ofreció trabajo a distancia durante la pandemia, y el 72 por ciento tiene previsto seguir ofreciendo trabajo a distancia después de la pandemia. Sin embargo, el número de días a la semana que los empleados están en casa está disminuyendo, de una media de 3.4 días a 2.2 días a la semana. Un hallazgo interesante del informe se centra en la productividad de los empleados. Mientras que el 48 por ciento de los empleados sienten que son más productivos en casa, la mayoría de los empleadores (52 por ciento) no ven ningún cambio en la productividad y el 34 por ciento de los empleadores piensan que sus trabajadores son menos productivos. El informe de SANDAG también analiza los pros y los contras del trabajo a distancia desde la perspectiva de los empresarios y de los empleados. Para las empresas, la principal razón por la que les gusta es que es más barato (no hay alquiler), y el principal inconveniente es la comunicación y la coordinación entre sus equipos. Para los trabajadores, también creen que es más barato y les gusta la flexibilidad para gestionar su tiempo. “Las empresas con empleados que consideran que tienen un mayor equilibrio entre la vida laboral y la personal trabajando a distancia pueden considerar la posibilidad de mantener conversaciones de colaboración con los empleados cuando se reincorporen al lugar de trabajo en relación con otras oportunidades para mejorar el equilibrio entre la vida laboral y la personal (por ejemplo, horarios flexibles, capacidad parcial para trabajar a distancia)”, afirma el informe.