Jueves, 23 de Septiembre de 2021 5:06 a.m.

Redes Sociales

Gobierno de EEUU busca disipar dudas sobre potencial de la energía eólica

Compartir:

Por Steve Herman Washington, DC, mayo 27.- Para los promotores de la energía eólica, el cambio de rumbo expresado por la actual administración estadounidense es una brisa refrescante. Después de cuatro años de críticas del expresidente Donald Trump sobre las turbinas eólicas, a las que catalogó como símbolos "feos, ruidosos y peligrosos" del ecologismo equivocado que matan aves", el presidente Joe Biden se ha fijado el objetivo de alcanzar 30 gigavatios de energía eólica marina para 2030. La administración Biden predice que hasta 10 millones de hogares podrían recibir energía de esta manera, eliminando anualmente 78 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono. El martes, la secretaria del Interior de Estados Unidos, Deb Haaland, la asesora climática nacional Gina McCarthy, el subsecretario de Defensa de Política Colin Kahl y el gobernador de California, Gavin Newsom, anunciaron un "gran avance" para impulsar los proyectos eólicos marinos del norte y centro de California. “Es un anuncio que sentará las bases para el desarrollo a largo plazo de la energía limpia y el crecimiento de una nueva industria hecha en Estados Unidos”, dijo McCarthy. "Hemos estado trabajando en esto durante años y años y años", dijo Newsom a los periodistas en una conferencia telefónica con los funcionarios del gobierno, calificando el desarrollo de proyectos eólicos marinos como una de las "principales prioridades" de California y una "oportunidad visionaria" para la transición de la energía nuclear. Haaland dijo que "la demanda de energía eólica marina nunca ha sido mayor". Las áreas iniciales para el desarrollo de energía eólica marina en el Océano Pacífico podrían traer hasta 4,6 gigavatios de energía limpia a la red, suficiente para alimentar a 1,6 millones de hogares estadounidenses, según McCarthy. "El Departamento de Defensa está haciendo más (...) para ayudarnos a luchar contra la crisis climática". Debido a que el ejército de Estados Unidos realiza pruebas, entrenamiento y operaciones frente a la costa de California, el Pentágono desempeñó un papel fundamental en la identificación de las nuevas áreas para el desarrollo eólico marino, según los funcionarios. “En nuestra opinión, el mundo se enfrenta a una grave y creciente crisis climática. El cambio climático es tanto una amenaza para las operaciones del Departamento de Defensa en todo el mundo como un desafío existencial para nuestra capacidad de mantener la resiliencia aquí en casa”, dijo Kahl a los periodistas en una conferencia telefónica. "El Departamento de Defensa se compromete a trabajar con todo el gobierno de Estados Unidos para encontrar soluciones creativas que preserven esta preparación militar y al mismo tiempo faciliten las vías climáticas sostenibles que son esenciales para nuestra seguridad nacional". Aprovechamiento de energía eólica marina Actualmente hay alrededor de 69.000 turbinas eólicas en Estados Unidos, casi todas ellas en áreas rurales, según el Servicio Geológico de Estados Unidos. La energía eólica en Estados Unidos, con una capacidad instalada actual de unos 122 gigavatios, superó en 2019 a la hidroeléctrica como la principal fuente renovable de generación eléctrica y es responsable de producir el 8,5% de la generación neta del país, según la Administración de Información Enegética de Estados Unidos. Los parques eólicos marinos, sin embargo, son una innovación reciente en América del Norte. La primera unidad operativa a escala de servicios públicos se completó hace solo cinco años frente a la costa del estado de Rhode Island. El parque eólico de Block Island se compone de cinco turbinas, cada una de las cuales produce seis megavatios de energía. Los desarrolladores de otro parque eólico en ese estado reducirán el número de turbinas de 15 a 12 a pedido de los reguladores costeros que deseen minimizar la interrupción del medio marino y la industria pesquera. La empresa danesa Ørsted y su socio, Eversource Energy, utilizarán en cambio turbinas individuales más potentes, según el periódico The Providence Journal. Las unidades en alta mar son más eficientes porque las velocidades del viento tienden a ser más rápidas y estables que en tierra, e incluso pequeños aumentos en la velocidad producen grandes aumentos en la producción de energía. Pero son costosos y difíciles de construir y mantener. Algunos ambientalistas también están preocupados por los efectos de los parques eólicos en los animales marinos, que no se comprenden bien. Antes y durante su presidencia de cuatro años, Trump hizo afirmaciones en su mayoría descabelladas e infundadas sobre "molinos de viento" que dañan los valores de las propiedades y que "el ruido causa cáncer". También lo descartó como una fuente de energía alternativa viable porque "si el viento no sopla, puede olvidarse de (ver) la televisión por la noche". Impacto ambiental Los parques eólicos generan la mayor parte de su energía durante la noche, pero sigue determinándose cómo almacenar lo que producen para su uso durante el pico de demanda diurna, un desafío técnico. Las soluciones que se están investigando incluyen baterías de iones de litio y sodio-azufre, así como volantes y cavernas subterráneas de aire comprimido. “Pasamos los últimos años sin llegar a ninguna parte” en términos de justicia ambiental, antes de que la administración de Biden asumiera el cargo, dijo Gavin Newsom, el gobernador de California, explicando que las turbinas en alta mar “no impactarían a comunidades diversas” sino que las beneficiarían. Es probable que los proyectos en California, los más poblados de la nación, se vean afectados por alguna oposición en un estado donde los residentes y los grupos de intereses especiales tienen la reputación de ser particularmente litigiosos cuando se trata de nuevos proyectos de infraestructura, en tierra o en el mar. El estado planea de una manera sin precedentes acelerar su proceso de revisión ambiental para los nuevos parques eólicos. “Valoramos el proceso, pero no la parálisis de un proceso que lleva años y años y años que podría hacerse de una manera mucho más enfocada”, dijo Newsom a los periodistas cuando se le preguntó por qué no debería haber una revisión ambiental sustancial. Mientras tanto, a algunos que viven cerca de grandes instalaciones eólicas en la costa este de Estados Unidos no les gustan las imponentes turbinas y han acudido a los tribunales para oponerse a ellas. Los residentes en el estado de Massachusetts presentaron demandas acusando al ruido y la luz parpadeante de las instalaciones por una variedad de dolencias médicas, que incluyen dolores de cabeza, insomnio y mareos. Las batallas legales continúan. Los pescadores de numerosas comunidades costeras se han opuesto a las turbinas eólicas marinas planificadas, alegando que interferirían con las rutas de pesca y dañarían las capturas de especies comerciales. A pesar de las preocupaciones, la industria eólica marina tiene el potencial "de crear decenas de miles de empleos sindicales bien pagados y que apoyen a las familias en la economía de la energía limpia", dijo Haaland a los periodistas el martes. (Imagen tomada de https://sunrise.maplogs.com/es/1_in_ko_pah_park_rd_ocotillo_ca_usa.160493.html)