Miércoles, 20 de Octubre de 2021 5:36 a.m.

Redes Sociales

EEUU quiere forjar una relación comercial “responsable” con China

Compartir:

Washington, DC, octubre 9 (DW).- El vice primer ministro chino Liu He y la representante comercial de Estados Unidos (USTR), Katherine Tai, celebraron la noche del viernes un encuentro por videoconferencia que Pekín, a través de su agencia oficial de noticias Xinhua, calificó de "pragmático, sincero y constructivo”. El motivo del encuentro virtual fue discutir las prácticas comerciales chinas que Washington considera desleales y "forjar" una relación "responsable". Esta fue la segunda reunión entre los principales negociadores comerciales de los dos países después de que las relaciones bilaterales se vieran seriamente afectadas ante la guerra arancelaria iniciada bajo el mandato del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump. Katherine Tai y Liu He ya habían tenido un primer contacto en mayo pasado. Según el despacho de Xinhua, los negociadores afirmaron que tanto la cooperación como los lazos económicos y comerciales deberían "reforzarse" debido a su "gran importancia" tanto para ambas potencias como para el mundo en su conjunto. "Las dos partes mantuvieron intercambios pragmáticos, francos y constructivos", dijo la agencia. Ponen las cartas sobre la mesa Liu y Tai "intercambiaron puntos de vista" sobre los acuerdos comerciales y económicos bilaterales. Washington denuncia que China no ha cumplido con todos sus compromisos de la "primera fase" del pacto para cerrar la guerra comercial, y también plantearon sus preocupaciones, tras lo que acordaron "resolverlas" a través de consultas. Por su parte, Liu planteó una queja formal al respecto de los aranceles y las sanciones estadounidenses, apunta Xinhua. Al margen, Tai detalló las preocupaciones de Estados Unidos "en relación a las políticas y prácticas (...) de China que perjudican a los trabajadores, agricultores y empresas estadounidenses", señaló Katherine Tai. La administración de Joe Biden afirma que los enormes subsidios estatales de China para las empresas nacionales, el robo de propiedad intelectual y otros factores crean gran desigualdad en el comercio. Estas prácticas han agrandado el déficit comercial de Estados Unidos con China.