Domingo, 7 de Agosto de 2022 5:58 p.m.

Redes Sociales

Refrendan los docentes su importancia social

Compartir:

Por Diana Saavedra (Gaceta UNAM) Ciudad de México, agosto 5.- Reunidos en la 43rd International Conference of the Stress, Trauma, Anxiety, and Resilience Society, organizada por la Facultad de Psicología y realizada en Ciudad Universitaria, especialistas en educación explicaron que ante la pandemia de la Covid-19, los profesores en todos los niveles educativos refrendaron su importancia en la formación de ciudadanos bien preparados y su capacidad de resiliencia en las diferentes naciones del mundo. Moshe Tatar, Richard G. Lambert y Christopher J. McCarthy participaron en la mesa Impacto de la Covid-19 en educadores, en la que explicaron algunas de las experiencias vividas por docentes de diferentes niveles educativos en sus naciones ante la emergencia sanitaria. Lo que reportaron Tatar, especialista de la Universidad Hebrea de Jerusalén, en Israel, detalló que entrevistas a 18 consejeros pedagógicos de escuelas judías reportaron cambios en casi todos los roles de trabajo y la necesidad de adoptar estrategias para seguir llegando a los alumnos, trabajando desde casa, en las noches, etcétera; además de que los límites entre lo personal y lo profesional se mezclaron de manera bastante problematizada. “Lo que más nos sorprendió es que los asesores se quejaron poco y se vieron como personas con un papel muy importante de ser los últimos defensores de la salud mental de los chicos y, en ese sentido, se sintieron motivados y, por último, se vio la necesidad de revisar los sistemas de apoyo para los asesores mismos, porque ellos también requieren ayuda”, explicó ante colegas reunidos en el Salón 2 de la Unidad de Posgrados de la UNAM. Con Tatar coincidieron los estadunidenses Richard G. Lambert y Christopher J. McCarthy, pues la situación puso a alumnos, profesores y asesores en la misma condición, es decir, nadie tenía una ventaja personal o profesional, por lo que todos refirieron la sensación de estar en el mismo barco, lo cual les permitió seguir trabajando con entusiasmo. Christopher McCarthy, especialista de la Universidad de Texas en Austin, comentó que una revisión de los niveles de estrés y tensión en los profesores en el año escolar 2020-2021 indaga cómo los ha afectado la situación pandémica. Los educadores estadunidenses, detalló, han tratado de entender especialmente las demandas de sus alumnos y adaptarse a los recursos con los que cuentan, pues deben capacitar lo mejor posible a estudiantes de todo tipo, poner atención a las demandas de sus colegas, las necesidades administrativas y encontrar un balance con su vida privada que también se vio severamente afectada por la convivencia en casa. “Uno de los principales hallazgos es que el problema que más los impactó fue la necesidad de utilizar la tecnología, para dar seguimiento a los avances de aprovechamiento de los estudiantes en línea. Los profesores experimentaron menos estrés conforme los meses pasaban y se familiarizaron con el soporte técnico para centrarse en dar un mayor soporte emocional a los estudiantes que lo necesitaban”, comentó. A su vez, Richard G. Lambert, investigador de la Universidad de Carolina del Norte, destacó que aquellos docentes que trabajaron a distancia debieron apoyarse para mejorar en las expresiones faciales de sus alumnos para ayudarlos. Aquellos que tuvieron acceso a la tecnología reportaron que no vieron cambios en la calidad de su trabajo ante los niños, con colaboradores, y las autoridades administrativas, pero aquellos que no tuvieron este apoyo reportaron problemas y mayores niveles de estrés por el grado de avance que pudieran tener sus estudiantes. “Casi todos los profesores reportaron un impacto en mayor o menor medida en su trabajo; pero aquellos que no tuvieron el apoyo de las autoridades sufrieron de mayor estrés”, finalizó el investigador.