Martes, 26 de Septiembre de 2023 12:07 p.m.

Redes Sociales

Olas de calor ponen en peligro a trabajadores y reducen productividad

Compartir:

Washington, DC, agosto 2.- El fuerte aumento de las temperaturas en todo el mundo sigue poniendo en peligro la seguridad de los trabajadores y afecta a las comunidades con "menor capacidad de adaptación", según la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Los datos de la Organización Meteorológica Mundial de la ONU revelan que este mes de julio será el más caluroso jamás registrado. Las olas de calor no sólo amenazan el medio ambiente, sino que crean obstáculos adicionales para las naciones que están intentando alcanzar un crecimiento económico sostenible, el empleo pleno y productivo, y el trabajo digno para todos, metas del Objetivo de Desarrollo Sostenible número 8, según el economias de la OIT Nicolas Maître. ¿Qué es el calor térmico? Noticias ONU: ¿Cómo se define el estrés térmico en el trabajo, conocido también como estrés térmico ocupacional? Nicolas Maître: El estrés térmico ocupacional describe una situación en la que es demasiado duro trabajar, o al menos a una intensidad normal. No sólo depende de la temperatura, sino también de la humedad y la radiación solar. Pone en peligro la seguridad y la salud de los trabajadores al aumentar el riesgo de lesiones y enfermedades relacionadas con el calor. Noticias ONU: ¿A qué temperatura empieza a producirse el estrés térmico? Nicolas Maître: Las estimaciones muestran que la productividad laboral se ralentiza a temperaturas superiores a los 24 o 26 grados Celsius. A los 33 o 34° centígrados , el rendimiento de los trabajadores puede disminuir hasta un 50% en trabajos físicamente exigentes. Puede ocurrir bajo la sombra, e incluso en el interior de algunas fábricas. Si la fábrica no tiene aire acondicionado y los trabajadores deben manejar maquinaria pesada o llevar ropa de protección, también puede producirse en estos contextos. En términos generales, la agricultura y la construcción son los sectores más afectados. La OIT estima que, a nivel mundial, la productividad disminuye debido a los efectos del cambio climático y que la agricultura es responsable del 60% de esta pérdida. Pero el estrés térmico puede producirse en todos los trabajos físicamente exigentes que requieren que los empleados trabajen directamente bajo el sol, durante largas horas o con ropa protectora. La adaptación es fundamental Noticias ONU: ¿A quién afecta más el estrés térmico? Nicolas Maître: Afecta a los que tienen menos capacidad de adaptación. Es una cuestión de justicia social y de reducir las desigualdades entre naciones, así como también dentro de ellas. Aumentar el número de pausas, mejorar el acceso al agua, adaptar los horarios de trabajo y rotar a los trabajadores son algunas de las medidas que pueden adoptarse para reducir el estrés térmico. Adecuar la ropa de los trabajadores, beber agua con regularidad y someterse a autocontroles rutinarios de salud también trae beneficios. Noticias ONU: ¿Qué pueden aprender los países templados de las medidas de adaptación de los países cálidos? Nicolas Maître: La evidencia sugiere que el estrés térmico se está convirtiendo en un verdadero problema para los países templados, pero el problema no es el mismo que para los países cálidos. En el sudeste asiático, por ejemplo, el problema se presenta todo el año. En Europa, es un problema que ocurre principalmente durante las olas de calor estivales. Creo que las medidas de adaptación deben tener en cuenta estas diferencias. Mientras aplicamos medidas de adaptación sostenibles en los países cálidos, en países templados podríamos pensar en medidas que se desencadenan por una temperatura específica. El papel del gobierno a la hora de establecer estas medidas es muy importante. Esto se refiere a la activación de medidas de adaptación de acuerdo con las circunstancias, pero los gobiernos también pueden crear un marco normativo dentro de las naciones para abordar el problema del estrés térmico. Puede resultar caro, pero la pérdida de productividad también lo es. Noticias ONU: ¿Por qué cree que el estrés térmico ha recibido tanta atención de los medios de comunicación en los últimos años? Nicolas Maître: Cuando empezamos, había muy poca investigación y la cobertura mediática no era la misma. Ahora vemos que está en todos los medios. Creo que es porque es inevitable, está aquí. Vemos a nuestros colegas, nuestros amigos y nuestras familias vivenciando el problema.