Miércoles, 29 de Noviembre de 2023 4:26 a.m.

Redes Sociales

Movilidad forzada en América Latina reclama atención y liderazgo de México

Compartir:

Por Daniel Robles Ciudad de México, noviembre 16.- México debe retomar el liderazgo en la región de América Latina para buscar soluciones urgentes al serio problema de la movilidad forzada y la protección de personas desplazadas y refugiadas, afirmó el representante en nuestro país del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Giovanni Lepri. Durante la inauguración del primer Congreso Internacional sobre la Movilidad Forzada en América Latina y el Caribe. Avances, oportunidades y retos para la protección internacional en contextos de crisis prolongadas y acumuladas, el representante de ACNUR, consideró que México ha sido una nación que siempre se ha caracterizado por sus tareas de coordinación, asistencia y acompañamiento en los procesos multilaterales para atender el desplazamiento forzado en esta región. Agregó que desde la UNAM y a través de este Congreso organizado por el Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe, (CIALC) de la UNAM, en colaboración con el ACNUR, se puede retomar una agenda para recoger la opinión de todos los actores que tengan que ver con este tema, incluidos gobiernos, academia, organizaciones civiles, pero sobre todo incluir a las propias personas refugiadas y desplazadas cuya voz ha sido excluida de estas discusiones. “Uno de los temas en el cual no hemos sido muy exitosos, es poner al centro de las agendas, la voz y el sentir de las personas refugiadas o desplazadas; no se trata sólo de que los demás hablemos de ellas y ellos, sino que tengan un espacio, y que estén sentadas en todas las mesas, garantizando su participación efectiva a fin de que, por ellas mismas puedan definir sus prioridades y las propuestas para su protección.” La prioridad, reiteró, es avanzar en mecanismos y medidas de protección para todas esas personas que han huido de sus lugares de origen, por violencia, por persecución e incluso debido al cambio climático, como un tema de mucha actualidad y de gran relevancia. Giovanni Lepri enfatizó que en los últimos años, la movilidad forzada en esta región se ha convertido en un grave problema que ha crecido de manera preocupante, de tal forma que hoy, de la población total en movilidad forzada, desplazada, o refugiada en el mundo, el 20 % se encuentra en las Américas por lo que los desafíos son muy importantes. Por su parte el director del CIALC, Rubén Ruiz Guerra, comentó que problemáticas tan serias como las que enfrenta la región requieren de un trabajo tenaz y permanente en donde el diálogo académico tiene que articularse con lo social y lo político. Insistió en que desde estos espacios de reflexión universitaria se deben articular y sumar acciones conjuntas entre la academia y el trabajo social para lograr un impacto más significativo en la atención a ese sector vulnerable de la población que además de apoyo está realmente muy necesitado de comprensión. En su oportunidad, María Angélica Montesinos, directora del Programa Asylum Access México, destacó la relevancia de las organizaciones de la sociedad civil para atender esta problemática, para hacer realidad los derechos de las personas refugiadas y que éstos no solamente estén plasmados y enunciados como letra muerta, sino que en el día a día esos derechos son respetados, para lo cual se requiere del compromiso y los esfuerzos compartidos de organizaciones aliadas, organismos internacionales, instituciones y la academia. Indicó que su organización como parte del grupo articulador de México da seguimiento a las tareas consideradas en el llamado Plan de Acción de Brasil con el objetivo de mantener altos estándares en la protección y soluciones innovadoras para las personas refugiadas y desplazadas. A su vez, la investigadora del CIALC, Eva Leticia Orduña, organizadora del Congreso comentó que el tema de la movilidad forzada reclama que las organizaciones, la academia y las instituciones se salgan un poco de su torre de marfil y establezcan una mejor coordinación para analizar con toda seriedad y profundidad los enormes desafíos que plantea esta delicadísima problemática.